Insulza afirma que estrategia de Bolivia no ha logrado apoyos a su demanda marítima | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

Santiago, Chile | AFP | Bolivia llevó su demanda marítima ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya de cara a la opinión pública pero no ha logrado respaldos, aseveró José Miguel Insulza, agente chileno ante el tribunal, en entrevista este domingo con el diario El Mercurio.

“Se trata de un tema jurídico pero se ha politizado porque el gobierno de Bolivia decidió llevarlo a la opinión pública. Pero, realmente, el éxito que ha tenido es menor”, afirmó Insulza, recientemente nombrado agente en reemplazo de Felipe Bulnes.

Bolivia ha internacionalizado la demanda contra Chile que presentó en marzo del 2013 para obligarlo a negociar una salida soberana al mar en su favor, para así saldar la pérdida de sus únicas costas marítimas en una guerra que libraron estos países a fines del siglo XX.

“Yo no veo ninguna declaración de las muchas que se han esgrimido que diga ‘estoy a favor de Bolivia en esto'”, agregó Insulza, exsecretario general de la OEA.

Líderes de países como Alemania y Rusia han expresado su apoyo para que Bolivia y Chile retomen el diálogo para resolver el diferendo, mientras que el papa Francisco, durante su visita a La Paz en julio pasado, consideró que no era “injusto plantearse una cosa de ese tipo”, haciendo referencia al anhelo de Bolivia de contar con un acceso al mar.

“Bolivia goza de simpatía en el mundo, pero eso no significa que percibamos el peligro de que algún país haga causa común con Bolivia”, añadió.

Chile argumenta que las consecuencias de la guerra con Bolivia, fueron resueltas en un tratado suscrito en 1904 con Bolivia, y que la Corte Internacional de Justicia (CIJ) solo puede fallar acerca de conflictos con posterioridad a su creación en 1948, por lo cual, objetó la competencia de la CIJ sobre la demanda boliviana.

La Corte rechazó la objeción y se declaró competente, lo que fue tomado en Bolivia como un triunfo, mientras que Chile afirmó que limitó la aspiración boliviana.

“Tal como nosotros lo entendemos, el principal límite es que no hay ninguna posibilidad de que la Corte dicte un fallo que pretenda obligarnos a cambiar un tratado legalmente vigente”, aseveró Insulza.

El juicio se retomará en julio del 2016, cuando Chile entregue una contra memoria que responda a la memoria que Bolivia presentó el año pasado.

Síguenos por @800noticias