INSPIRADORA | Perdió 88 kilos en 20 meses y lo documentó con fotos | 800Noticias
800Noticias
Fotos de Impacto

Con información de Diario Clarin

Simone Anderson tiene 25 años, vive en Auckland, Nueva Zelanda, y hace unos meses combinó una cirugía de manga gástrica con una dieta adecuada y más actividad física para lograr un cambio que inspiró a muchas personas. Conocé su historia.

Cuando salen a la luz estas historias, lo primero que pienso es cuánta valentía reunió esa persona para afrontar un cambio tan drástico. Sí, ya sabemos: lo hizo por su salud, para sentirse mejor con ella misma y otras muchas cosas más. Pero el desafío personal que implica semejante decisión en el día a día debe sobrepasar, incluso, lo que representan 88 kilos menos en una balanza. Cuando en 2014 Simone Anderson (25) se propuso adelgazar, empezó a contar públicamente su camino, que la ayudó a mantenerse motivada y no perder de vista su horizonte.

Hoy, esta chica de Auckland, Nueva Zelanda, que logró su objetivo en 20 meses, se convirtió en una referente en el tema con su “Simone’s Journey to Health” (“El viaje de Simone a la salud”), un blog con su historia y algunos tips de belleza y salud que replica también en sus cuentas en Instagram y Facebook. “Era el momento de hacer algo al respecto y sentí que utilizando Instagram sería la forma de comprometerme verdaderamente”, cuenta.

 

Simone-Anderson-Simones-Journey-Health_CLAIMA20160526_0326_17

Simone Anderson / Simone’s Journey to Health
“Siempre luché con mi peso y muchas veces recurrí a dietas fáciles en las que supuestamente perdería mucho peso, pero tan pronto como lo perdía, lo recuperaba de nuevo”, cuenta la joven. “Trabajo como maquilladora y peinadora independiente y también soy niñera, por lo que siempre ponía la excusa de estar muy ocupada para hacer ejercicio y comer sano, cuando en realidad es que era vaga”.

Empezó con 23 años y recibió numerosos comentarios: de los buenos y de los otros, aunque para estos no estaba preparada. “Fue muy difícil lidiar con los comentarios malintencionados porque no me los esperaba. Hubo muchos que realmente me hirieron”.

Simone cuenta que no sigue una dieta específica o una forma de comer, sino que trata que cada comida se centre en una proteína, vegetales y por último, hidratos de carbono. “Como todo tipo de alimentos y tratar de mezclar para que no aburrirme. No como comida basura y me mantengo alejada del azúcar procesado. El resto es solo sentido común: comer con la moderación”, comparte en su cuenta de Facebook.

En relación al ejercicio, dice que dedica entre una y dos horas diarias a jugar tres deportes: netball (similar a nuestro pelota al cesto), baloncesto y waterpolo. También va a clases en un gimnasio, tiene una sesión semanal de entrenamiento personal y otra, de boot camp. Además, está entrenando para una media maratón, “así que intento correr la mayor cantidad de carreras como pueda”.

La motivación suele ser el talón de Aquiles de la mayoría de los mortales cuando nos proponemos hacer ejercicio. ¿A quién no le pasó inscribirse en un gimnasio, no ir y seguir pagando porque “la semana que viene arranco”? Simone dice que tiene “la suerte de ser una de esas personas que, cuando fijan su mente en algo, lo logran”. También destaca su “viaje público”: “Saber que muchas personas están viendo lo que hago, me ayudó”.

El cambio, hay que decirlo, fue drástico: las fotos de “antes y después” que ella misma postea en redes lo dejan en evidencia. Después de la dieta, el ejercicio y la cirugía, se sometió a una abdominoplastia y una cirugía de aumento y levantamiento de mamas.

Hoy, la siguen más de 160 mil personas en Facebook y otras 165 mil, en Instagram.

Síguenos por @800noticias