¡INSÓLITO! La ciudad más romántica del mundo infectada de…ratas | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

Yahoo

Son imágenes escalofriantes: decenas de ratas se apilan en un contenedor de basura, intentando salir. El video, que se ha hecho viral, fue filmado el mes pasado en París entre el Musée d’Orsay y el Pont Royal, dentro de un contenedor de basura municipal.

El empleado de los servicios de recolección de basura que filmó la película, conocido solo como David, grita al verlo: “¡Mira en la basura, hay un millón de ratas!”

Conmocionados, él y sus colegas cerraron el contenedor y “aplastaron” a todas las ratas en su camión de basura. Pero la espantosa escena no es una excepción en las faenas diarias de David.

“Durante el año pasado, hemos visto una proliferación de ratas en todos los distritos en las riberas del Sena”, dijo al diario Le Parisien. Las ratas están cada vez más envalentonadas y son muy agresivas, agregó.

“Un colega me dijo que una rata saltó en su garganta y otra en su brazo”, relató al periódico. “Que yo sepa, no ha habido mordidas por ahora, pero no queremos esperar hasta que ocurra el drama”.

Al parecer, los crecientes niveles del río Sena, que actualmente se encuentra en su nivel más alto en una década, tienen un papel en lo que está sucediendo. “Durante el último año o dos hemos visto un desplazamiento de ratas hacia la superficie”, señaló el especialista Stephane Bras.

El problema de la plaga de ratas no es nuevo en la capital francesa. A fines de 2016 los parisinos salieron a las calles a protestar debido a que ya no podían frecuentar varios parques por la cantidad de roedores.

El ayuntamiento de París lanzó entonces una guerra oficial contra las ratas, cerrando una serie de parques y jardines y colocando una gran cantidad de trampas y venenos “amigables con el medio ambiente”, además de bloquear las entradas a las alcantarillas.

Pero las medidas aparentemente han tenido poco impacto. Los expertos estiman que hay hasta dos ratas por habitante en París, con más de 2,2 millones de habitantes.

Mao Peninou, funcionario a cargo de la limpieza de la ciudad, dijo que era consciente del hecho de que “las ratas se pueden ver cada vez más en las áreas públicas”.

Al parecer la mitad de las ratas parisinas son inmunes al veneno, según un estudio reciente, que también descubrió que los roedores portaban más parásitos de lo que se pensaba, hasta 16, incluidos siete potencialmente peligrosos para el hombre.

Algunos culpan a las regulaciones de la UE que restringen el uso de veneno y prohíben la aspersión de gránulos anticoagulantes para evitar la contaminación de mascotas, suministros de agua o personas.

El veneno debe colocarse en pequeñas cajas de plástico, que los trabajadores de control de plagas dicen que es menos efectivo.

Y además están los defensores de los derechos de los animales. En septiembre, unas 25.000 personas firmaron una petición para detener el “genocidio” de los roedores.

Todo parece indicar, entonces, que las imágenes que tenemos en la retina muchos que visitamos la Ciudad de la Luz -ratas en las esquinas, en el metro, en las alcantarillas- todavía seguirán formando parte del paisaje parisino por mucho tiempo más.

Síguenos por @800noticias