Inminente encendido del Gran Acelerador de Hadrones en el CERN | 800Noticias
800Noticias
Tecnología

El Gran Colisionador de Hadrones (LHC) está listo para volver a ser encendido, tras dos años de trabajos de mantenimiento, una nueva etapa que mañana explicarán públicamente en detalle los principales responsables del Centro Europeo de Física de Partículas (CERN).

Está previsto que en esta nueva etapa el LHC funcione durante tres años continuos, un periodo durante el cual los científicos confían en que, a través de sus distintos experimentos, arrojará resultados que abrirán nuevos horizontes a la física.

Con sus 27 kilómetros de circunferencia, este acelerador de partículas es el más grande y poderoso que existe, y para funcionar su temperatura debe situarse en 217 grados centígrados bajo cero.

Durante el periodo de revisión técnica al que fue sometido, el acelerador fue dejado a punto para funcionar a casi el doble de la energía con respecto a la que alcanzó en su primera etapa, de tres años igualmente.

Es así que el LHC comenzará a funcionar a una energía de 6,5 TeV (teraelectronvoltios), a la cual los haces de hadrones recorrerán el túnel del acelerador en direcciones opuestas.

Según las previsiones del CERN, las primeras colisiones de haces, a una energía total de 13 Tev, se producirán hacia mayo.

A mediados de 2012, los dos mayores experimentos del LHC -conocidos como ATLAS y CMS- anunciaron el descubrimiento del bosón de Higgs, llamada en el medio científico “partícula de Dios” y que venía a confirmar el Modelo Estándar en el que se basa la física de partículas.

El bosón de Higgs fue la última partícula que quedaba por ser observada, con lo que finalmente se verificaba su existencia de forma experimental.

Se espera que las colisiones a niveles más altos de energía permitan detectar las pequeñas diferencias que puede haber entre la apariencia del bosón en los experimentos y la predicción del Modelo Estándar.

La comunidad científica del CERN tiene gran expectativa en el aporte al conocimiento que podría surgir del LHC.

Por ejemplo, en relación a las teorías que predicen la existencia de todo un grupo de partículas que los físicos no pueden detectar porque no interactúan a través de las fuerzas electromagnéticas.

Según esa lógica, si las partículas de este “sector oscuro” tuviesen masa, tendrán interacción con el campo asociado al bosón de Higgs, que se convertiría así en un “punto de contacto” entre el Modelo Estándar y “nuevas y más exóticas” partículas, según ha explicado el CERN.

Fuente: eluniversal.com

Síguenos por @800noticias