+VIDEO| Industria de alimentos adeuda a sus proveedores $1.600 millones | 800Noticias
800Noticias
Economía

Odell López Escote

La debacle y el desabastecimiento permanecerán de no tomar medidas inmediatas. Esa es la opinión de la directiva de la Cámara Venezolana de Industria de Alimentos (Cavidea) quien detalló que todavía adeudan 1.600 millones de dólares a sus proveedores intencionales, ante la falta de aprobación de divisas por parte de Cencoex y Simadi.

El presidente de la organización, Manuel Felipe Larrazábal, lamentó que el Gobierno no haya tomado en cuenta las propuestas que Cavidea ha venido haciendo, pues ni siquiera fueron convocados al Consejo Nacional de Economía.

La principal causa del desabastecimiento en el país obedece a que durante el último año la asignación de divisas para importar materia prima y producir en el país ha disminuido en 90%, según cifras de la Cámara.

Larrazabal critica que las pocas partidas de divisas que son aprobadas, se invierten en materas primas principales para el arroz, el aceite, las pastas, pero no se toman en cuenta temas tan importantes como los empaques. Sin ellos, los alimentos no pueden salir al mercado.

En una rueda de prensa ofrecida este jueves, Cavidea explicó que los empaques y/o envases de la industria del atún, gelatinas, salsa de tomate, bebidas en polvo, flan en polvo, avena, mortadela, carne de almuerzo y quesos untables tienen su producción suspendida, a raíz de la falta de insumos para elaborarlos e inclusive de la falta de repuestos necesarios para poner en marcha la maquinaria que fabrica los empaques.

Por otro lado, la industria del trigo, refrescos, aceite, galletas, jugos, salchichas, azúcar, arroz y la mayonesa tienen niveles críticos de inventario que podrían poner en riesgo la existencia de estos productos en los anaqueles.

Otro de los puntos que afecta al sector es el control de precios que calificaron de irrisorios.  Según la estructura de precios de Cavidea, el arroz que cuesta 35 bolívares debería estar en 102 bolívares. Mientras que la pasta, cuyo precio es de 15 bolívares, debería ser de 141 bolívares y el aceite que vale 28 bolívares debería ubicarse en 213 bolívares.

Cavidea hizo cuatro propuestas públicas para que el Gobierno venezolano contribuya con la reactivación del sector.

“Esto se soluciona produciendo más, eso es todo”, dijo Larrazábal quien propuso permitir el acceso inmediato y suficiente a las divisas y además reconocer la deuda que existe en este momento. Inclusive, el gremio plantea un refinanciamiento de los pasivos a través de títulos de deuda pública.

En segundo punto incentivar la producción nacional y promover el desarrollo agrícola en rubros en los que Venezuela tiene ventaja: café, maíz blanco, arroz, cacao.

Cavidea propuso revisar los precios de los productos regulados y ejecutar un plan de adecuación para actualizar el Precio Máximo de Venta al Público que permitan cubrir costos de producción y ganancias necesarias

Larrazábal consideró que es necesario privilegiar el trabajo productivo e incentivar la productividad laboral a través de la publicación del reglamento de la Ley Orgánica del Trabajo, Trabajador y Trabajadora (Lottt).

Finalmente, Cavidea consideró que con el 15% de los ingresos petroleros del país se podría reactivar al 100% la producción alimenticia en el país.

Síguenos por @800noticias