Importante avance: el método para distinguir tumores benignos sin biopsia | 800Noticias
800Noticias
Salud

800 Noticias

Los tumores pueden ser benignos o malignos. La espera entre descubrir esta diferencia puede ser desesperante y para determinarlo era necesario realizar una biopsia. Pero todo cambió gracias a este importante avance.

La elastografía bidimensional de onda de corte supersónica permite reconocer “de forma inmediata” la condición de benignidad o malignidad tumoral. De esta forma se evitan las biopsias.

“La elastografía realizada en hígado, tiroides, mamas, próstata o ganglios ha logrado reducir significativamente el número de biopsias solicitadas, ya que a partir de sus resultados sólo se piden aquellas absolutamente necesarias”, explicó César Eisner, director médico de Shockwave Argentina.

Para lograr un diagnóstico correcto es necesario realizar en simultáneo la ecografía bidimensional y el ecodoppler color microvascular. Pero además se obtienen diagnósticos certeros “con una precocidad pocas veces vista”, destac´p Eisner.

Entonces, brinda mediante imágenes, en una escala de colores y en kilopascales, la magnitud de la rigidez tumoral, que está asociada a su condición de malignidad.

De todos modos, la elastografía no reemplaza a la biopsia a la hora de definir el tipo de tejido del tumor, ya que no realiza un diagnóstico histopatológico.

Eisner explicó que para valorar la condición maligna o benigna de un tumor mediante una biopsia “se requiere de un patólogo experto, que conoce sobre las características del tejido tumoral como el aspecto celular, el grado de tinción o el tipo de vascularización”.

En qué cambió el método
Según Eisner, “otra de las características que presentan los tejidos es su resistencia elástica o rigidez, y la elastografía es un método de diagnóstico que permite valorarla de manera automática”.

Los primeros elastógrafos utilizaban tecnología por compresión, que valoraba la deformación de los tejidos para conocer la rigidez, pero “ni el grado de deformación ni la fuerza ejercida por el operador podían ser cuantificados”.

Este nuevo método se basa en la valoración de la rigidez mediante el cálculo automático de la velocidad de los pulsos ultrasónicos. Hasta ahora se fundamentaba en la deformación de los tejidos.

A pesar de todo, el oncólogo Darío Niewiadomski señaló que si bien el nuevo método es útil en algunos tipos de tumores, él recomendaría a sus pacientes “realizar una biopsia de todos modos, para estar seguros”.

Con información de Salud 360

Suscribir vía Telegram

SU COMENTARIO ES IMPORTANTE

Síguenos por @800noticias