Huelga de transporte en Argentina por aumento salarial | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

Buenos Aires, Argentina | AFP | Una huelga de 24 horas del transporte y sindicatos opositores arrancó a primera hora de este martes en Argentina, en reclamo de aumentos salariales que compensen la inflación, cuando faltan cinco meses para las elecciones generales.

La medida de fuerza, que incluye a conductores de autobuses, trenes, camiones, aviones, barcos y el metro, recibió el apoyo de tres centrales sindicales enfrentadas con el gobierno de la presidenta Cristina Kirchner.

Tampoco habrá recolección domiciliaria de residuos, transporte de caudales, distribución de alimentos y combustibles, ni se transportará ganado para el mercado de hacienda.

El sector marítimo portuario, con el polo agro exportador de Rosario (312 km al norte de la capital) a la cabeza, amenaza con quedar paralizado totalmente, aunque la duración del cese de actividades no hace previsible mayores problemas.

Varios sindicatos importantes, como los bancarios y del sector comercio, no adhirieron a la huelga, pero muchos trabajadores no podrán llegar a sus lugares de trabajo por la falta de transporte.

El secretario general de la Unión Tranviaria Automotor, Roberto Fernández, sostuvo que se llegó a la medida de fuerza porque el gobierno no escuchó los reclamos en materia salarial, inflación e impuestos a las remuneraciones.

Organizaciones sociales y sindicatos de izquierda convocaron a un “paro activo” con movilizaciones y cortes de tránsito en la capital argentina, su periferia y en las principales ciudades del interior.

Esta es la quinta huelga que tiene lugar desde que Kirchner asumió en 2007 y la segunda en dos meses contra la fijación de topes por parte del gobierno a los aumentos salariales que acuerdan los sindicatos con las empresas.

Para el gobierno, la huelga obedece a razones políticas con vistas a la elección general del próximo 25 de octubre, en las que Kirchner no puede presentarse porque ya lleva dos mandatos consecutivos.

“Este es un paro a favor de y organizado por la oposición política. A mí nadie me va a hacer creer que está hecho en defensa de los intereses de los trabajadores”, dijo el ministro de Trabajo, Carlos Tomada.

Síguenos por @800noticias