Huawei P8 apuesta por su cámara para jugar entre los líderes | 800Noticias
800Noticias
Tecnología

Huawei, tercer fabricante mundial de móviles, presentó hoy en Londres el P8, su nuevo smartphone insignia, haciendo foco en dos cualidades del teléfono: el diseño y la cámara.

El equipo tiene un cuerpo de 6,4 mm de grosor, hecho en una sola pieza de aluminio, con lo que Huawei dice apostar por la gama alta y por los usuarios que aprecian el diseño en sus equipos.

Cuenta además con una pantalla Full HD de 5,2 pulgadas, procesador Kirin 930 (diseñado por la compañía) con ocho núcleos, en configuración similar a la de sus competidores (cuatro Cortex A53 a 2 GHz para tareas pesadas y cuatro a 1,5 GHz para tareas más sencillas y con menos consumo de energía), 3 GB de RAM, 16 GB de almacenamiento interno, ampliable con una tarjeta microSD (que va en la misma ranura que sirve para una SIM secundaria, en algunos mercados), además de una batería de 2680 mAh.

El equipo tiene un peso de 144 gramos, usa Android 5 con los cambios cosméticos de la compañía (la interfaz de usuario EMUI, que entre otras cosas permite elegir temas que cambian la paleta de colores de la interfaz de usuario) y cuenta con LTE, 3G, Wi-Fi, GPS, Bluetooth y NFC.

La cámara, la mayor apuesta

La cámara es uno de los puntos a los que la compañía le dedicó más tiempo durante la presentación: es de 13 megapixeles con flash dual y estabilizador óptico de imágenes (sin romper la línea de la espalda como hacen Apple y Samsung). El teléfono también tiene una cámara frontal de 8 megapixeles.

Huawei dice ser el primer fabricante de móviles en incluir un sensor que procesa cuatro colores (rojo, verde, azul y blanco) para ofrecer más sensibilidad en zonas con poca luz o mucho contraste, además de incluir un estabilizador óptico que neutraliza el doble de movimiento que el iPhone 6 Plus (con el que la compañía comparó el P8 en forma constante) y un procesador de imágenes independiente provisto por Altek, para mejorar la calidad de las imágenes, mejorar la detección de rostros y de tipo de imágenes capturadas, y eliminar ruido de la imagen.

También permite usar la cámara del teléfono en modo bulbo, para exposiciones prolongadas, vincular cuatro P8 para hacer una grabación de video de 4 ángulos en simultáneo, y crear un video en el que se puede cambiar el punto de video con un solo toque, es decir, sin tener que usar un software de edición posterior en una PC, sino el modo “director” en uno de los P8.

Según Huawei, el teléfono usa dos antenas para evitar que la mano en el cuerpo metálico interfiera con la señal, lo que reduce el número de llamadas perdidas por este motivo a la mitad (según la compañía, aunque no dijo comparado con qué).

Nudillos y firewall

Una de las adiciones más raras al teléfono es la posibilidad de usar los nudillos como alternativa para operar el smartphone; el equipo es capaz de diferenciar entre un nudillo y un dedo y activar funciones adicionales, evitando el uso de un lápiz especial.

La compañía también incluye lo que llama un firewall para aplicaciones: cuando detecta que hay aplicaciones que están consumiendo más energía de lo normal (sobre todo, en segundo plano) puede cerrarlas para que no sigan consumiendo batería sin uso.

Como el Moto X, es posible activar al P8 con la voz; el equipo aprovecha las nuevas funciones de Android Lollipop para desbloquear el teléfono con una pulsera Bluetooth (el teléfono se mantiene desbloqueado mientras la pulsera está cerca). No tiene sensor biométrico por contacto, como están usando Apple, Samsung, HTC y Oppo, y como usó la misma Huawei en otros smartphones.

El P8 tiene una cobertura interna de un material que lo hace resistente al agua (aunque no sumergible).

Versión grande

La compañía también presentó el P8 Max, con hardware similar y una pantalla de 6,8 pulgadas, que permite usar dos aplicaciones en pantalla al mismo tiempo, al estilo de Samsung, LG y Alcatel. La batería es de 4360 mAh, lo que según la compañía le permite una autonomía estándar de 2,3 días. Tiene un grosor de 6,8 mm, pero mantiene la estructura hecha en una sola pieza de aluminio; el frente del equipo es 94% pantalla, uno de los más altos del mercado en la relación entre la pantalla y el resto del frente del teléfono.

El Huawei P8 tendrá un precio inicial en Europa de 499 euros; el P8 Max, de 549 euros; lo pondrán en venta en las próximas semanas, y luego estará disponible en el resto del mundo.

Fuente: lanacion.com.ar

Síguenos por @800noticias