Hospitalizado el opositor cubano en huelga de hambre Guillermo Fariñas | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

Efe

Guillermo Fariñas, uno de los opositores cubanos más connotados, fue hospitalizado después de ocho días en huelga de hambre. Fariñas, de 54 años, empezó su ayuno hace una semana después de denunciar que había sido arrestado y golpeado junto a otros activistas al ir a una comisaría a preguntar por un compañero detenido.

En su vigésimocuarta huelga de hambre desde que se inició como opositor al Gobierno cubano en los noventa, el líder del grupo Frente Antitotalitario Unido fue trasladado a un hospital de Santa Clara, la ciudad en el centro de Cuba donde vive, al empeorar repentinamente y perder el conocimiento. Fariñas permanece sin comer ni beber desde que empezó su protesta y ha perdido 12 kilos. Ha sido internado en cuidados intensivos.

Al arrancar su protesta el 19 de julio, el opositor hizo pública una carta abierta a Raúl Castro, presidente de Cuba, en la que le exponía los supuestos malos tratos que recibió. “Me torturaron estando indefenso y me tildaron de mercenario”, decía la misiva. Fariñas exigía en su comunicado que el mandatario se comprometiese “públicamente” a no reprimir a la “oposición política no violenta” y que designase un interlocutor de su gobierno para dialogar con ella.

El derecho a la asociación y a la movilización política sigue siendo el punto ciego del proceso de reforma cubano. La incipiente liberalización económica y social, con la promoción de la iniciativa privada y el paulatino acceso a Internet como ejemplos más representativos, no ha ido acompañada hasta el momento de flexibilidad política. Según los datos de la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional, una organización independiente de monitoreo, en 2015 hubo 8.600 arrestos políticos en Cuba, la mayoría limitados a unas horas, y 93 ciudadanos cumplen condena por motivos ideológicos. Durante la visita en marzo del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, Raúl Castro negó la existencia de presos políticos ante la pregunta de un periodista: “Dame la lista para soltarlos”, respondió.

Al igual que Fariñas, alrededor de 20 opositores han iniciado ayunos en Cuba en los últimos días. Carlos Amel Oliva, líder juvenil de otro grupo disidente, la Unión Patriótica de Cuba, lleva 16 días en huelga de hambre.

Fariñas, de formación psicólogo, protagonizó en 2010 su acción de más impacto al permanecer 135 días sin comer en protesta por la muerte del opositor preso Orlando Zapata al cabo de tres meses de huelga de hambre. Hospitalizado en estado crítico, abandonó la huelga después de que el Gobierno cubano accediese a la excarcelación de decenas de presos políticos tras la mediación humanitaria de la Iglesia católica y el Ministerio de Asuntos Exteriores español. Ese año el Parlamento Europeo le concedió el Premio Sájarov a la Libertad de Conciencia.

Síguenos por @800noticias