Hollande habla con Putin y Merkel para preparar una cumbre sobre Ucrania | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

EFE

El presidente francés, François Hollande, habló hoy por teléfono con su homólogo ruso, Vladímir Putin, y con la canciller alemana, Angel Merkel, para preparar una cumbre sobre la crisis de Ucrania, un día después de que Putin aplazara una próxima visita a París por las tensiones sobre la guerra en Siria.

El Elíseo informó en un comunicado de que los tres mandatarios “trabajaron juntos para reunir las condiciones de una cumbre” en el llamado “formato de Normandía” (Francia, Alemania, Rusia y Ucrania) que debería celebrarse “muy próximamente” en Berlín, aunque no pusieron una fecha.

Hollande, Merkel y Putin acordaron la necesidad de que esa cumbre sea “constructiva y útil en la perspectiva de una resolución de la crisis en el este de Ucrania”.

El Elíseo hizo hincapié en que los parámetros para solucionar el conflicto “son conocidos”, y pasan por “un alto el fuego duradero”, la aceleración de la retirada de los combatientes y el acceso sin obstáculos de la misión de observación de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE).

Hollande y Merkel tienen previsto hablar mañana con el presidente ucraniano, Petró Poroshenko, para perfilar con él la cumbre en la capital alemana, que debería celebrarse, en principio, la semana próxima.

Fuentes próximas al jefe del Estado francés indicaron que Hollande aprovechó la conversación para recordar su posición sobre Siria, y en particular la “urgencia absoluta” de acordar un alto el fuego y el acceso humanitario a la población civil, posición en la que fue respaldado por la canciller alemana.

La conversación telefónica de hoy se produjo un día después de que el presidente ruso hubiera anunciado que aplaza “sine die” un viaje que tenía previsto hacer a París justo antes de esa cumbre sobre Ucrania, en razón de las fricciones con Hollande sobre el conflicto en Siria.

Hollande había advertido de que si recibía a Putin en París no sería como pretendía éste para inaugurar una catedral ortodoxa rusa en la capital francesa, sino para discutir de la situación en la ciudad siria de Alepo, de cuyos bombardeos París responsabiliza en gran medida a Moscú por el apoyo que presta al régimen sirio del presidente Bachar al Asad.

Hoy, el primer ministro francés, Manuel Valls, señaló que su país tiene intención de seguir hablando con Rusia, pero insistió en que el objetivo del diálogo será conseguir un cese el fuego en Alepo.

Rusia ha optado por la obstrucción y esta actitud para nosotros es injustificable”, subrayó Valls, en referencia al apoyo de Moscú al régimen sirio, durante la sesión de control del Gobierno en la Asamblea Nacional (Cámara baja).

Síguenos por @800noticias