Hollande advierte de que la guerra contra el terrorismo será larga | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

EFE

El presidente francés, François Hollande, rindió hoy homenaje a la pareja de policías asesinados el pasado lunes en su domicilio por un yihadista, y avisó de que “la guerra” contra el terrorismo “será larga”.

“Esta guerra será larga. Nos pondrá a prueba”, señaló Hollande en un discurso en Versalles ante los féretros de Jean-Babtiste Salvaing y Jessica Schneider, muertos por arma blanca en su casa de Magnanville, a las afueras de París en el ataque de Larossi Abballa, que reivindicó su acción en nombre del Estado Islámico (EI).

Subrayó ante cientos de policías que los funcionarios muertos, “dos héroes corrientes”, fueron asesinados por Abballa, al que calificó de “fanático”, porque “eran policías, porque encarnaban la República, porque eran Francia”.

“El crimen de Magnanville -añadió- es una agresión contra la República, es un nuevo ataque contra Francia”.

A ese respecto, hizo notar que en los últimos meses las fuerzas del orden han desbaratado “más de 15 tentativas de atentado”.

El jefe del Estado aseguró que Francia “continuará su implacable lucha contra el terrorismo con más determinación” por el recuerdo de los dos miembros de la pareja, “víctimas de un terrorista habitado por el odio”.

Subrayó que toda Francia mostró “indignación” por las circunstancias de su muerte, y en particular porque tuvo lugar en presencia del hijo de ambos, Mathieu, que fue liberado una vez que las fuerzas del orden abatieron a Abballa en el interior de la casa de los dos funcionarios.

También lanzó varios mensajes de apoyo en dirección de las fuerzas del orden, al avisar de que “nunca (aceptará) que un policías o un gendarme sea atacado en la misión que ejerce” o “sea objeto de difamación o de insultos”.

Avanzó que la justicia actuará “con la mayor severidad” frente a esos ataques, pero también que los agentes podrán conservar sus armas cuando estén fuera de servicio, incluso cuando se ponga fin al estado de emergencia terrorista que rige actualmente en Francia.

Igualmente confirmó que policías y gendarmes no tendrán que dar su nombre -sólo su número- cuando realicen diferentes trámites, como denuncias, para evitar que puedan ser identificados por los delincuentes.

De hecho, los investigadores del crimen de Magnanville tratan de verificar si Abballa escogió como víctimas a la pareja formada por Salvaing y Schneider por haber tratado con ellos a lo largo de su historial delictivo.

Hollande condecoró a los dos asesinados con la Legión de Honor, la máxima distinción francesa.

Síguenos por @800noticias