Hillary Clinton reivindicó este martes la victoria en la larga carrera por la nominación presidencial demócrata, subrayando el “hito” histórico de convertirse en la primera mujer con opciones de llegar a la Casa Blanca.

“Gracias a ustedes hemos alcanzado un hito. Por primera vez en la historia de nuestra nación una mujer será la candidata de un partido importante”, dijo Clinton ante una multitud de extáticos seguidores en su feudo en Nueva York.

En un discurso de un cuarto de hora, Clinton ofreció una rama de olivo a su rival en la justa demócrata Bernie Sanders, quien no obstante no ha dado señales de querer abandonar la carrera antes de la convención demócrata en julio.

“Quiero felicitar al senador Sanders por su extraordinaria campaña”, dijo la candidata, deseosa de congregar a su campaña camino a los comicios de noviembre al autoproclamado “demócrata socialista”, y especialmente los entusiastas jóvenes que lo siguen.

“Su campaña, su vigoroso debate a favor del aumento de los ingresos, la reducción de la desigualdad y una movilidad en ascenso han hecho mucho bien al partido Demócrata y a Estados Unidos”, indicó.

“Pero mientras miramos hacia adelante, recordemos todo lo que nos une”, agregó.