Hallan muerto a narcotraficante que desató sangrienta guerra en Michoacán | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

AFP.-   Un viejo narcotraficante que fue fundador del decaído cártel de La Familia, quien había sido liberado tras 10 años en prisión, fue hallado muerto junto a otros tres hombres en una carretera del estado de Michoacán, en el oeste de México, informó el lunes la fiscalía local.

“El cadáver de (Carlos) Rosales Mendoza fue identificado y reclamado por sus hijos”, dijo a la AFP un funcionario de la fiscalía de Michoacán, una convulsa región en la que nació y operó el cártel La Familia.

El cuerpo de Carlos Rosales Mendoza, alias “El Tísico”, y quien hace unos 15 años introdujo en Michoacán a la sanguinaria organización de los Zetas, fue hallado junto a los cadáveres de otros tres hombres, dos de los cuales fueron identificados como Adrián Medina y Miguel Aguilera.

“La cuarta víctima sigue en calidad de desconocida”, añadió la fuente.

Los cuatro cuerpos estaban tirados sobre una transitada carretera que conduce a la costa del pacífico, a metros de una caseta de peaje, con heridas de armas de fuego, según el reporte policial.

Imágenes de la prensa muestran a los cuerpos solo con ropa interior. De acuerdo con el periódico Reforma, tenían marcas de tortura y dos de ellos el rostro desfigurado.

“El Tísico”, quien también había pertenecido al desaparecido cártel del Milenio en Michoacán, fue compadre del capo Osiel Cárdenas, exlíder de la organización narcotraficante del Golfo en Tamaulipas (noreste) y extraditado a Estados Unidos en 2007.

En la década de 1990 Cárdenas reclutó a Los Zetas, una organización formada por exmilitares de elite desertores.

Una década después, “El Tísico” acogió la llegada de los Zetas a Michoacán, región clave para la producción de marihuana y amapola y ruta de trasiego desde el Pacífico, para combatir al cártel del Milenio al que Rosales Mendoza había pertenecido.

Se produjo una sanguinaria guerra entre ambas organizaciónes, y el cártel del Milenio prácticamente desapareció con la captura en 2003 de su líder Armando Valencia, apodado “El Maradona”.

“El Tísico” fue aprehendido en 2004, encarcelado en un penal de Jalisco (oeste) y había sido liberado bajo reservas en 2014.

Tras la caída del cartel del Milenio, los seguidores de “El Tísico” formaron en 2005 La Familia Michoacana, un sanguinario cártel que se dio a conocer tras arrojar cinco cabezas en una pista de baile en una discoteca de Michoacán y se autodenominó ejecutor de “la justicia divina”.

Pero las pugnas internas debilitaron a La Familia, de cuyas cenizas surgió otro violento cartel, Los Caballeros Templarios, también ya debilitado tras la captura y muerte en operativos de sus principales líderes.

Síguenos por @800noticias