Hacer yoga desde cero | 800Noticias
800Noticias
Salud

Agencias

“La clave para empezar de cero en yoga y enamorarte de él es hacerlo con mucha paciencia, sin expectativas”, nos cuenta Lucía Liencres, protagonista de #Empiezadecero, la nueva campaña de un producto conocido en crema. “Lo bueno de empezar algo desde cero es que todas las expectativas se superan”. Sin embargo, no siempre es fácil. Sé sincera: ¿cuántas veces te ha apetecido probar algo nuevo, que te saque de tu zona de confort, y al final no te has atrevido?

La importancia de empezar desde cero

Con este runrún en la cabeza, acudimos a The Class, el centro de yoga de Lucía en Madrid, para asistir a una master class muy especial.  El lema de la campaña no nos puede gustar más: “Empieza algo nuevo, aquello que siempre hayas querido hacer, aunque pienses que no es lo tuyo, aunque creas que no se te dará bien. ¿Por qué no probarlo?” Al llegar al taller, nos encontramos con un luminoso con el lema de la maestra yogui: “Sé como tú quieras”. No necesitamos más señales. Antes de terminar la master class ya teníamos un objetivo claro en mente: empezar de cero. En yoga, por supuesto. Y en todo lo que nos apetezca.

Lucía Liencres y Nivea

7 años después, no puede estar más feliz: “Practicar yoga puede ser el inicio de tu cambio de vida. Te abre mucho la mente”, nos cuenta. “Es una filosofía de vida, algo que te cambia muchísimo de dentro hacia fuera. No solo es la práctica dentro de tu esterilla, sino todo lo que te transforma después”.

¿Por qué no atreverse a salir de nuestra zona de confort y empezar de cero en eso que siempre has querido hacer? “Lo único que necesitas es hacer una lista con todo lo que te gustaría hacer en tu vida y plantearte empezar ya”, nos recomienda Lucía.

Lucía Liencres y Nivea

7 claves para empezar de cero en yoga ¡y engancharte!

  1. •Elige un centro cerca de tu casa. “Para que luego no te dé pereza ir”.
  2. •Haz un taller de iniciación “para saber cuál es el tipo de yoga que más se adapta a ti. Infórmate sobre los estilos que hay y cuál puede ser el que más se adapte a tus gustos”. Cualquier estilo es bueno para empezar. “Puedes empezar desde nivel cero en todos, aunque sea muy intenso físicamente. Lo más importante es tu momento, lo que más te apetezca a ti. Solo tienes que saber lo que buscas tú”.
  3. •Di adiós a los prejuicios: No tienes que ser flexible. “Al revés, la flexibilidad se gana con la práctica. Solo un 1% de la población es flexible de forma natural. Yo era como un tronco, de verdad”.
  4. •Y puedes practicarlo a cualquier edad. “Yo empecé con mi tía abuela. Solo tienes que adoptar la práctica según tu edad. No es lo mismo practicarlo a los 30 que a los 70”.
  5. Utiliza ropa de algodón. “Prendas que sean sueltecitas, no necesariamente holgadas. Pero sobre todo que no aprieten”.
  6. •No te fijes metas. “No es fácil, no pretendas hacer un sprint. A las 5, 6 o 10 sesiones empezarás a notar cambios: más flexibilidad, más tranquilidad a nivel mental… Todo va llegando, poco a poco.
  7. •Y disfruta del camino. “Cuando empiezas, estás acostumbrada a seguir un patrón establecido. Te levantas, te preparas el café, vas corriendo al trabajo… Con el yoga, al tener que mantener una postura incómoda o una respiración a la que no estás acostumbrada, sales de tu zona de confort. Te obliga a estar en el presente. A darte cuenta de cómo estás con tu mente, con tu cuerpo, con tu vida… Y empiezas a cambiar esos patrones. Es la neuroplasticidad del cerebro, la forma en la que se conectan las neuronas cambia. Empiezas a hacer las cosas con más conciencia, estableciendo nuevas conexiones neuronales. Tu vida cambia en muchos aspectos, te desapegas de cosas, te desapegas de gente… ‘¿Qué hago en este trabajo?’ ‘¿Qué hago con esta vida?’ ‘Fuera’. El yoga te hace estar presente en tu vida. Te engancha”.

ELLE

Suscribir vía Telegram

SU COMENTARIO ES IMPORTANTE

Síguenos por @800noticias