Grecia necesitará 36.000 millones de euros adicionales de los europeos | 800Noticias
800Noticias
Economía

Washington, Estados Unidos | AFP | Grecia necesitará 50.000 millones de euros en los próximos tres años, incluyendo una nueva ayuda de los europeos de 36.000 millones, para estabilizar sus finanzas, aunque apruebe el plan de los acreedores en el referéndum del domingo, dijo el FMI en un informe publicado el jueves.

Las necesidades de financiamiento globales del país se han agravado por “importantes cambios políticos” en Atenas y se estiman en unos 50.000 millones de euros hasta 2018, sobre la base del crecimiento para este año, revisado este jueves drásticamente a la baja de 2,5% a 0%, aseguró el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Además de este dinero, los europeos tendrán que postergar los plazos de los pagos de Grecia “duplicando” la vigencia de sus obligaciones y el período de gracia sobre los intereses, estimó el FMI.

Los europeos se exponen, sin embargo, a una pérdida neta (“haircut”) de más de 53.000 millones de euros en caso de que Grecia no cumpla los objetivos presupuestarios del plan de los acreedores, indica este informe preliminar sobre la deuda griega.

“Si el paquete de reformas actualmente en discusión se debilita aún más, será necesario un ‘haircut’ de la deuda”, dijo el informe que, en un hecho inusual, el FMI decidió publicar a cuatro días de un referéndum crucial en Atenas.

Desde hace varias semanas el FMI ha insistido en que sus socios europeos deben hacer algo para aliviar la deuda de Grecia, que equivale a aproximadamente 180% de su producto interno bruto (PIB). Sin embargo, esta es la primera vez que se le pone una cifra a este esfuerzo.

“Para asegurarse de que la deuda tenga una gran probabilidad de ser sostenible (…), serán necesarios nuevos financiamientos de la UE en los próximos años”, escribió el FMI, uno de los tres acreedores de Grecia junto a la Unión Europea y el Banco Central Europeo.

El FMI atribuye el agravamiento “sustancial” de las necesidades de financiamiento griegas a los cambios políticos “a principios de este año”, en referencia a la llegada al poder a Atenas del partido de izquierda radical Syriza, con el que los europeos rompieron negociaciones.

Los números podrían ser todavía más alarmantes. La institución se encarga de especificar que las últimas decisiones del país (cierre de bancos, control de capitales, default con el FMI) no están consideradas en el informe, y que tendrán un importante “impacto negativo”.

Según el FMI, 13.000 millones de euros de déficit presupuestario harán bajar los objetivos de superávit primario (excluyendo las cargas de la deuda) exigidos a Atenas en el nuevo plan (1% en 2015 frente al 3% en el plan anterior).

Los ingresos de las privatizaciones exigidas a Atenas, en especial la venta de la participación pública en los bancos privados, deberían ser mucho menores de lo esperado, ocasionando 9.000 millones de euros de déficit.

Síguenos por @800noticias