Godzilla, Impresiones para PS4 y PS3 | 800Noticias
800Noticias
Tecnología

Godzilla no será el juego con el que saquen pecho los usuarios de PlayStation en la Guerra de consolas precisamente. La siguiente adaptación al videojuego de la archiconocida mole japonesa se producirá el próximo verano, aunque nosotros ya hemos podido ponernos en la escamada piel del monstruo para sembrar un poquito el caos en Tokio y de paso hacernos una ligera idea de lo que podremos encontrarnos cuando se acerque dicha fecha.

Encontramos a Natsume Atari en la dirección del proyecto. Teniendo en cuenta el historial más reciente del estudio sabemos a qué nos enfrentamos: juegos de bajo presupuesto. Algo así como la serie B del mundo del entretenimiento, por lo que Godzilla tampoco pretende engañar a nadie y hacerse creer el nuevo Tripe AAA de turno . Al igual que quien acepta ver Sharknado en televisión, quien se ponga a los mandos va a saber seguramente de antemano que las expectativas con este producto no pueden ser muy altas, algo que ayuda a evitar decepciones por otra parte.

Una de las características más importantes (además de las conocidas ya batallas monstruo vs. monstruo) será la posibilidad de elegir el bando moral en el que incrustaremos a la bestia. Podemos optar por ser el protector de la ciudad o por el contrario aquel que se encargue de su destrucción . Nosotros en nuestra prueba optamos por el segundo, en una variante del modo a priori más interesante llamado King of Monsters. En ese, afrontamos una serie de combates al más puro estilo de juego de lucha en el menor tiempo posible. En el nuestro, no solamente le hincamos el diente −literal− a las demás bestias, sino que tenemos la ciudad a nuestra merced para destruirla a nuestro gusto.

El Tokio que nos encontraremos deja bastante que desear en lo que respecta a su recreación. No esperéis precisamente el Los Angeles de GTA V, porque de nuevo os llevaríais una decepción y en IGN España no queremos eso. Comenzamos siendo perseguidos por las fuerzas militares que intentan detener nuestro avance, lo que causa que nos enfurezcan más aún y vayamos haciendo papilla todo lo que se cruce en nuestro camino. Resulta divertido, no vamos a negarlo, jugar en escala y poder hacer añicos todo lo que nos rodea como si estuviera hecho de papel de fumar.

Sin embargo, el tono gris predominante y la falta de definición es un poco sangrante para nuestros ojos. De igual manera, encontramos ciertos problemas como un motor de destrucción y físicas fallido, clipping e incluso fallos en la detección de impactos en los vehículos aéreos que tratan de darnos caza. Parece que todos los esfuerzos en lo que respecta al modelado se han ido en la plasmación de las bestias, pues el escamado protagonista que da título está bastante bien logrado.

Siguiendo la tónica general del juego en sí, no tendrá relación directa con la última adaptación al séptimo arte. En este caso, encontraremos un Godzilla mucho más clásico, con una apariencia más próxima a las películas de los años 80 o 90, con una figura mucho menos amenazadora, un cuello más largo, la sensación de estar menos protegido y una altura de “solamente” 50 metros. Las mejoras de nuestro Godzilla serán una parte importante que permitirá incrementar la potencia de fuego de su ataque, desarrollar la capacidad para volar o llegar a doblar su tamaño para hacer frente a bestias más potentes.

El control resulta bastanto tosco , y no solamente porque de esta forma se intente reproducir el comportamiento de un monstruo de tales dimensiones. Hay un ataque para embestir, otro para agarrar al monstruo rival y lanzarle (muy útil cuando este se encuentra entre nosotros y un edificio) y un ataque especial llamado llamarada atómica que se rellena guiándose por una barra. Sin embargo, el mayor problema lo encontraremos en los giros, pues la respuesta no es nada precisa y será desesperante en muchas ocasiones.

Tras un rato espachurrando militares e incluso haciendo lo propio con la Tokyo Tower (el único elemento reconocible de la capital japonesa que encontramos en el escenario), aparecieron nuevos invitados a la fiesta de las tortas. Dentro de los muchos monstruos con los que contará el juego aparecieron King Ghidorah y Space Godzilla , quienes se aliaron para hacernos bullying y acabaron con nuestros huesos reposando en el asfalto tokiota. Dos contra uno es trampa.

Además de este par de abusones, está confirmada la presencia de Mecha−Godzilla, Mothra (como larva y mariposa), Jet−Jaguar, Gigan, Bagan, MFS−3, Biollante Hedorah, Destroyah y un buen etcétera, siendo esta reunión de kaijus uno de los principales atractivos del título para aquellos fans acérrimos de este universo.

El resultado que podemos esperar dista poco entre las versiones de PlayStation 3 y PlayStation 4 (PS4 al menos tendrá multijugador), pues realmente el nivel visual de los entornos en de la época de PlayStation 2 pese a los 1080p/30fps. Si no fuera por los monstruos, que se salvan de la quema, realmente nos sentiríamos como si hubiéramos viajado al pasado. A los fallos gráficos citados con anterioridad hay que añadir unos saltos en la representación de algunas animaciones que resultan bochornosos. Con todo y con esto, lo que podremos encontrar en Godzilla es eso: diversión primitiva al controlar un personaje de dimensiones apenas usuales y poco más. El 17 de julio no será una fecha marcada en el calendario por muchos.

Fuente: entornointeligente.com

Síguenos por @800noticias