Gobierno panameño moviliza fuerza especial para atender a cubanos varados | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

EFE

El Gobierno panameño movilizó hoy a miembros de 14 instituciones de seguridad y socorro que forman la Fuerza de Tarea de Conjunta (FTC), para atender a casi 2.000 cubanos que han quedado varados en la frontera de Panamá con Costa Rica y que esperan seguir su viaje a Estados Unidos.

El jefe del Sistema Nacional de Protección Civil, José Donderis, en un recorrido por el sitio fronterizo de Paso Canoas, donde están recluidos los cubanos, dijo a periodistas que siguen instrucciones del presidente, Juan Carlos Varela, de garantizar una estancia segura y un trato humanitario a los cubanos, quienes entraron al país por Puerto Obaldía, en el Caribe, cerca de Colombia.

Según cifras extraoficiales, en Paso Canoas, en la frontera de Panamá con Costa Rica, hay unos 1.761 recluidos en dos albergues, un hotel y un recinto aduanero, entre ellos 88 niños y 18 mujeres embarazadas.

El número de migrantes ya supera los 1.301 que fueron trasladados desde Panamá en vuelos directos a México como parte de un programa especial acordado por ese país con Costa Rica y Panamá para darle paso a los miles de isleños varados en Centroamérica por el cierre de la frontera de Nicaragua.

Las autoridades sanitarias, de seguridad y la Gobernación de la provincia de Chiriquí han iniciado una inspección de las condiciones sanitarias de los albergues, en los que ya se han dado algunos casos de diarrea y vómito.

Está previsto que la acumulación de los migrantes continúe, ya que Costa Rica anunció que no otorgaría más visas de tránsito a los cubanos después de la reciente crisis, durante la cual recibió a casi 8.000 que no pudieron poner pie en Nicaragua.

El cubano Sergio Rubén Blanco dijo a Efe que la mayoría de los albergados en Paso Canoas, cerca del 70 %, son profesionales. Entre ellos hay médicos, enfermeras, ingenieros y terapistas que esperan no solamente la ayuda del Gobierno panameño, sino también de otros “países hermanos” que les permitan salir de Panamá y llegar a EE.UU, sostuvo.

Panamá y Costa Rica acordaron con México trasladar en vuelos directos hasta ese país a unos 6.000 migrantes que en su tránsito terrestre hacia EE.UU. quedaron varados varios meses en sus territorios por el cierre de las fronteras nicaragüenses para los cubanos, a mediados de noviembre de 2015.

El operativo especial fue dado por concluido hace más de una semana por los gobiernos centroamericanos, que informaron del traslado de 1.301 isleños desde Panamá y 4.818 desde Costa Rica.

El paso de cubanos por Centroamérica es un fenómeno que ha ido creciendo en los últimos años pero que se ha intensificado con el restablecimiento de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba por el temor a que se elimine la Ley de Ajuste Cubano (1961), que otorga facilidades a los isleños a la hora de adquirir la residencia estadounidense.

Síguenos por @800noticias