Fundador de Aporrea sobre el Gobierno: “Están liquidando la Revolución” | 800Noticias
800Noticias
Nacionales

Redacción.- Una facción disidente del socialismo gobernante en Venezuela está pidiendo medidas económicas urgentes tras la aplastante derrota en las elecciones legislativas del domingo, añadiendo presión desde la izquierda a la impopularidad del presidente Nicolás Maduro, reseñó Reuters.

Marea Socialista, un pequeño grupo de intelectuales de izquierda que ha roto con el Gobierno, acusa a Maduro de traicionar a su antecesor, Hugo Chávez, al permitir que la corrupción, la burocracia y la incompetencia florezcan en el país miembro de la OPEP.

Las grietas dentro del Partido Socialista Unido (PSUV) se han ampliado durante el mandato del ex líder sindical, quien es criticado por carecer de la perspicacia política de su antecesor y ha fallado en hacer los ajustes para mejorar una economía en crisis.

“Están liquidando la Revolución”, dijo en una entrevista Gonzalo Gómez, un líder del grupo, describiendo la victoria de la oposición como un “sacudón” que llama a un cambio de políticas.

Esto podría envalentonar a líderes de la oposición de línea dura que quieren someter a Maduro a un referendo revocatorio el próximo año.

Y algunos en la izquierda desencantada también están evaluando recurrir al mismo resquicio si Maduro no abre un debate con las filas “chavistas” e inicia una reforma. “Esta es una posibilidad”, dijo Gómez sobre el referéndum.

No obstante, “hay posibilidades fácticas, reales, de generar el cambio por la vía revolucionaria. No para poner el control del Estado en las manos de la derecha”, aclaró.

Auditorías al control de cambio

Marea Socialista sigue siendo un pequeño nicho que no ha ganado apoyo popular, aunque sus dirigentes son voceros usuales en la concurrida escena de los medios en Venezuela.

El grupo recomienda aumentar las auditorías al control de cambio, donde se estima que unos 259.000 millones de dólares han sido malversados, y la colocación de trabajadores al frente de las empresas nacionalizadas por el Gobierno, muchas improductivas.

Sin embargo, economistas y la oposición dicen que la corrupción y la burocracia son inherentes al sistema creado por Chávez. Maduro, temiendo más rupturas, también ha arremetido contra los disidentes.

Esta semana una rueda de prensa de ex ministros de Chávez críticos a su Gobierno y miembros de Marea Socialista fue interrumpida abruptamente por miembros de varios grupos de choque del chavismo conocidos como “colectivos”, que acusaron, a gritos, a los voceros como traidores.

“Se les dio la señal a alguna gente que tiene una forma de interpretar las cosas, que no es precisamente la democracia participativa”, dijo Gómez. “Es preocupante”.

Síguenos por @800noticias