Fuertes lluvias obligan a detener labores de rescate tras terremotos de Japón | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

EFE

Las fuertes lluvias que afectan al sudoeste de Japón forzaron hoy la detención de las labores de rescate tras los terremotos registrados en esta zona, cuando se cumple una semana del primero de una serie de seísmos que causaron al menos 48 muertos y más de mil heridos.

El gobierno de Kumamoto, la prefectura más afectada por los seísmos, decretó hoy la orden de evacuación de más de 7.600 personas y ha recomendado trasladar a más de 230.000 por las precipitaciones, informó la cadena pública NHK.

Entre ellas se encuentran algunas de las más de 100.000 personas que ya habían sido evacuadas por los terremotos en Kumamoto y Oita, en la isla de Kyushu, a raíz de los seísmos.

El gobernador de Kumamoto, Ikuo Kabashima, se comprometió hoy a intensificar los esfuerzos para asegurar en viviendas públicas, hoteles y barcos el alojamiento a los evacuados, que actualmente se refugian en escuelas, edificios públicos y hasta en aparcamientos, y no descartó la construcción de vivientes temporales, según la agencia Kyodo.

Los gobiernos locales de otras cinco prefecturas han puesto a disposición de los supervivientes al menos 2.340 viviendas públicas que están ofreciendo gratuitamente, y algunos evacuados ya han comenzado a vivir en ellas.

El primero de los dos terremotos más potentes, de 6,5 grados de magnitud en la escala abierta de Richter, golpeó la zona la noche del jueves 14, mientras que otro de 7,3 tuvo lugar en la madrugada del sábado, provocando el derrumbe de construcciones y corrimientos de tierra, especialmente en las localidades de Mashiki y Minamiaso.

En esta última, los equipos de rescate continúan buscando a dos desaparecidos, unas labores que se han visto obstaculizadas por las continuas e intensas réplicas sísmicas y ahora interrumpidas por las intensas precipitaciones.

La Agencia Meteorológica de Japón (JMA) advirtió de que se esperan precipitaciones de entre 40 y 70 milímetros por hora en el norte de la isla del sudoeste nipón, donde se encuentran Kumamoto y Oita, donde podrían producirse tormentas, nuevos deslizamientos de tierra e inundaciones.

Aunque el servicio de electricidad se ha restablecido en casi toda la prefectura de Kumamoto, unos 25.000 hogares permanecen sin luz, mientras que 890 viviendas de la vecina Oita no tienen agua.

Hasta las 14.00 hora local de hoy (5.00 GMT) se han producido más de 766 réplicas, según datos de la JMA, que ya alertó de que la actividad sísmica continuará en el sudoeste del archipiélago.

Síguenos por @800noticias