Froome y Quintana pactan en la novena etapa del Tour de Francia, Contador abandona | 800Noticias
800Noticias
Nacionales

EFE

La etapa reina de los Pirineos disputada entre Vielha y Arcalís empezó a pleno sol, a 30 grados, y
terminó en la cima andorrana con una impresionante tormenta de granizo, donde Chris Froome y Nairo Quintana entraron de la mano, con el mismo tiempo y sin cambios en la general.

La terna inicial de favoritos perdió a Alberto Contador, quien refirió una fiebre la noche anterior que le mermó aún más su estado físico, tocado desde las caídas de las dos primeras jornadas. Atacó
en La Bonaigua y en el Cantó se bajó de la bicicleta.

Otro día de control del Sky, donde sobresalió el trabajo a bloque de todos sus componentes, especialmente del incansable Mikel Landa, tirando del grupo la mayor parte del día. El grupo de Froome no dio importancia al hecho de que Movistar contara en la fuga con Jesús Herrada y Anacona.

El marcaje era Froome-Quintana, y ambos marcharon juntos en todo momento. Desde la salida hasta la meta, no sin algunos intentos de romper el orden al final, a los que se unieron invitados como el australiano Richie Porte o el irlandés Daniel Martin.

A la hora de la verdad, Froome volvió a contar con el colombiano Henao como piloto de pruebas, para testar cómo andaban los rivales.

Su acelerón filtró el grupo e hizo claudicar a Alejandro Valverde, quien al ver que no podía seguir el ritmo se dedicó a regular sus fuerzas hasta meta.

Lo intentó Froome a 3 kilómetros, pero esta vez muy atento, Quintana se soldó a su rueda. Luego ambos hicieron lo propio al unísono ante los ataques de Martin o Porte. Bajo el intenso granizo,
el dúo de favoritos firmó tablas.

Los perjudicados del día fueron “Purito” Rodríguez, que perdió 21 segundos, Alejandro Valverde 42 y el italiano Fabio Aru, ganador de la Vuelta, 1 minuto.

Froome, guardó el maillot amarillo con 23 segundos de ventaja sobre Quintana, quien no probó suerte en el puerto andorrano.

“Creí que iba a llegar su ataque, me lo esperaba hasta el último kilómetros. Me preguntaba si guardaba fuerzas para hacer un gran ataque, pero como no lo hizo pienso que tal vez estaría al límite”, explicó Froome.

Síguenos por @800noticias