Frontera EEUU-México vive con temor posible consecuencia de triunfo de Trump | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

EFE

La región fronteriza de Estados Unidos con México vive este miércoles con la incertidumbre de las consecuencias que pueda tener la elección como presidente del republicano Donald Trump y si finalmente cumplirá sus promesas electorales de construir un muro o la deportación masiva de indocumentados.

Precisamente, en el día en que se cumplen 27 años de la caída del Muro de Berlín, Trump inicia su camino como futuro presidente y su promesa de separar los dos países sigue generando preocupación y controversia.

Christian Ramírez, director de la Coalición de Comunidades Fronterizas, que agrupa organizaciones desde California hasta Texas, exhortó a la futura administración Trump a dejar a un lado la retórica y “gobernar de manera sensata” un país que este martes se mostró polarizado.

El activista calificó de “descabellado” y “fuera de la realidad” el pensar que podría concretarse la amenaza de construir un muro “innecesario” en la frontera.

“Es completamente insensato pensar que en un mundo globalizado donde el intercambio comercial es parte ya de la vida del siglo XXI se vayan a construir muros y mucho menos que un país vecino tenga la obligación de construirlo”, dijo a Efe.

Coincidió con él, Felipe García, vicepresidente ejecutivo de la Oficina de Turismo de Tucson (Arizona), que explicó que en este estado fronterizo se vive un ambiente de temor y especulación por lo que pueda deparar el futuro.

“Me comentan algunos empresarios sobre lo que pasará con el dólar, los trámites migratorios, las visas de turistas, existe una incertidumbre muy grande acerca de lo que va a suceder. Demasiadas empresas en Sonora (México) tienen mucha relación con Arizona y tienen miedo de perder trabajos”, comentó a Efe.

La caída del valor del peso mexicano, que ha rozado los 21 dólares al cambio, preocupa en el lado estadounidense de la frontera, pues los turistas que cruzan a Arizona dejan una derrama económica de 2.300 millones de dólares al año.

“El mexicano que entra Arizona ayuda a pagar servicios que todos necesitamos en Estados Unidos, muchos políticos no se dan cuenta del impacto económico que hay en las fronteras”, expresó.

Ramírez aseguró que en caso de que el magnate pretenda seguir adelante con esta propuesta habría una movilización para frenar este tipo de iniciativas por todas las vías legales.

Aunque en teoría el republicano tendría el camino más sencillo debido a la mayoría partidista en la Cámara baja y alta del Congreso, activistas coinciden en que sería el presupuesto el que le impediría construir el muro, pues ven muy difícil que México ceda y realmente cubra con ese gasto.

La retórica antiinmigrante representó el inicio de la plataforma electoral de Trump, que, viendo su calado entre el electorado blanco, la mantuvo hasta el final de una campaña, con resultados positivos.

Pedro Ríos, director del Comité de Amigos Americanos en San Diego atribuyó el agresivo discurso de Trump a un desconocimiento generalizado de las relaciones bilaterales entre México y EE.UU. y de las contribuciones hechas por las comunidades migrantes.

“Tristemente mucha gente desconoce lo que viene siendo la relación entre ambos países y se dejan ser manipulados por un hombre que ha estado en el negocio de la televisión por muchos años y sabe cómo manipular a las audiencias y hemos visto ya los resultados”, dijo a Efe.

Paola Posada, quien reside en Mexicali (México), frontera con California, mencionó que con este resultado electoral muchos de los residentes de la frontera sienten miedo.

En otro estado fronterizo, la retórica incendiaria de Trump recibió hoy respuesta en unas pintadas en la Universidad de Nuevo México en las que se podía leer, en alemán, “Sieg hail Trump”, junto con el dibujo de esvásticas.

Junto al tradicional saludo nazi, heces fecales aparecieron en paredes de varios edificios del centro educativo de Nuevo México, con un gran número de estudiantes de origen latino.

Síguenos por @800noticias