Francisco comulga con los cubanos y pide paz en Colombia | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

AFP.- El papa Francisco se encontró con los cubanos en una emotiva misa en la Plaza de la Revolución, en La Habana, en la que pidió cuidar a los más frágiles, rechazar toda ideología en el servicio a los demás, y rogó por la paz de Colombia.

“El servicio siempre mira el rostro del hermano, toca su carne, siente su proximidad y hasta en algunos casos la ‘padece’ y busca su promoción”, expresó el papa ante una multitud de fieles que desde la madrugada colmó la plaza.

Poco después, en el Angelus, el papa rogó por la paz de Colombia e hizo un llamado a evitar “otro fracaso” en la reconciliación de ese país que sufre un conflicto armado de más de medio siglo.

“En este momento me siento en el deber de dirigir mi pensamiento a la querida tierra de Colombia, consciente de la importancia crucial del momento presente, en el que, con esfuerzo renovado y movidos por la esperanza, sus hijos están buscando construir una sociedad en paz”, dijo Francisco en alusión a los diálogos del gobierno de ese país y la guerrilla comunista FARC.

Desde 2012, el gobierno del presidente Juan Manuel Santos y las FARC llevan adelante esas conversaciones en La Habana, en el cuarto intento que realizan por negociar la paz en los últimos 30 años.

Tres opositores fueron detenidos antes de la misa, cuando comenzaron a gritar consignas contra el gobierno en momentos en que llegaba Francisco en el papamóvil, según observó un fotógrafo de AFP.

Los detenidos pertenecen a la Unión Patriótica de Cuba, un grupo opositor activo en el oriente de la isla, dijo el líder de este movimiento, José Daniel Ferrer, quien sostuvo que “fueron a la plaza para denunciar la represión”.

La visita de Francisco a Cuba es la primera etapa de una gira que le llevará también a Estados Unidos, a partir del próximo martes.

El papa argentino es reconocido por haber mediado secretamente en el restablecimiento de las relaciones entre esos dos enemigos de la Guerra Fría.

Pero en la misa no hizo alusiones políticas, ni al embargo de Estados Unidos sobre la isla, ni a la disidencia o el exilio.

En cambio, el cardenal Jaime Ortega, arzobispo de La Habana, intervino para pedir que el acercamiento entre Estados Unidos y Cuba beneficie a sus pueblos.

“Que este proceso de renovación en las relaciones entre Cuba y Estados Unidos, que Su Santidad tanto ha favorecido y que tanto agradece nuestro pueblo, se extienda no sólo a los altos niveles políticos, sino que alcance a los pueblos y muy especialmente a nuestro pueblo cubano que vive aquí y en Estados Unidos”, dijo Ortega.

Los cubanos cifran sus esperanzas en que con esta gira el papa ayude a un mayor acercamiento con los muchos emigrados o exiliados en Estados Unidos.

“Lo que queremos con este papa es que mejoren las relaciones (con Estados Unidos), queremos paz, armonía y unidad de todos los cubanos”, dijo a la AFP poco antes de la misa Didiet Sterling, de 36 años.

Entre los 3.500 invitados especiales que asistieron a la misa se encontraba la presidenta argentina Cristina Kirchner, junto al mandatario cubano Raúl Castro.

La Plaza de la Revolución fue el espacio en el que también oficiaron misa los papas Juan Pablo II en 1998 y Benedicto XVI en 2012, entre un gran monumento en honor al héroe nacional José Martí y un retrato gigante de Ernesto Che Guevara.

Al anochecer del domingo, después de una ceremonia en la Catedral, Francisco tendrá un encuentro con jóvenes cubanos. Será la ocasión de mostrar su espontaneidad en un diálogo improvisado, donde debe dar coraje a una juventud en dificultades en una isla en plena transición económica.

Francisco se reunirá este domingo en el palacio presidencial con Raúl Castro, quien probablemente le agradecerá por su papel de facilitador en el acercamiento con Estados Unidos.

Pero también puede que sostenga una entrevista con su hermano mayor, el padre de la revolución cubana Fidel Castro, de 89 años, durante la jornada.

“Si se da, yo pienso que se da mañana”, dijo el sábado a los periodistas el portavoz de la Santa Sede, padre Federico Lombardi.

Benedicto XVI tuvo un encuentro con Fidel Castro durante su visita en 2012.

La visita de Francisco es la tercera de un papa a esta isla que tiene apenas un 10% de católicos practicantes, aunque los bautizados son muchos más.

El papa irá el lunes y martes a Holguín y Santiago de Cuba, en el oriente de la isla, antes de emprender viaje a Washington.

Síguenos por @800noticias