+ FOTOS y VIDEO|Denuncian saqueo millonario en instalaciones del Polideportivo de Maracaibo | 800Noticias
800Noticias
Deportes

Sugey Díaz / Con información de Panorama

El equipo de deportes del diario zuliano Panorama, reseñó con videos y fotografías, el estado en el que se encuentra el Complejo Polideportivo de la ciudad de Maracaibo, que alberga al estadio de béisbol “Luis Aparicio ‘El Grande'”, el gimnasio cubierto Belisario Aponte y el polémico estadio de fútbol donde se jugó la final de la Copa América 2007, el “José Encarnación Pachencho Romero”, ademas del complejo de piscinas, gimnasios de artes marciales y pequeños estadios de ligas menores.

La administración de este complejo estuvo en manos de la Alcaldía de Maracaibo hasta la gestión de Gian Carlo DiMartino quien la transfirió al IND antes de salir de la municipalidad y perder las elecciones de gobernador en 2008. Hoy se encuentran en manos del gobernador Francisco Arias Cárdenas.

Dejamos para su lectura el reportaje completo que denuncia las condiciones en las que se encuentra lo que debería ser la cuna para la práctica del deportes del semillero de jóvenes zulianos que se desempeña en las diferentes disciplinas:

“Enero de 2015 comenzó con una de las peores noticias para el deporte regional. Los ladrones le asestaron un golpe mortal, que lo dejó en estado agónico, tras el saqueo múltiple de los gimnasios que se encuentran bajo las gradas del estadio Luis Aparicio aprovechando las vacaciones navideñas de los atletas y la nula vigilancia de las instalaciones.

El judo, tiro con arco, tae kwon do, lucha, boxeo y gimnasia recibieron otra desagradable visita que les redujo, además de la autoestima, el material de trabajo y la calidad del ambiente de entrenamiento diario.

En ese entonces los delincuentes rompieron paredes, puertas y techos para ingresar a las instalaciones y una vez dentro, lo que no pudieron cargar, lo destrozaron como “ya es una costumbre en esta área cada vez que roban”, dice Carlos Díaz, entrenador de judo, una de las disciplinas más golpeadas por la acción hamponil en el “poli” durante los últimos dos años.


En enero de 2015 rompieron los techos para entrar

Díaz hizo un inventario de los sustraído a las oficinas de esta disciplina y entre los artículos contabilizó dos pizarras electrónicas, 30 trofeos, una impresora, una computadora, un equipo de aire acondicionado, ocho lámparas, toda la instalación eléctrica, seis fluxómetros, dos juegos de pesas y cuatro filtros de agua todo lo cual suma un gran total de 3 millones, 908 mil bolívares aproximadamente.

La acción prendió las alarmas entre atletas, dirigentes y asociaciones deportivas afectadas que salieron a la calle, pancartas en mano, a protestar exigiendo vigilancia para sus gimnasios. Hubo reacciones, pero igual los robos volvieron en poco tiempo.

“Los ladrones no se detuvieron porque con el robo de los cables de las instalaciones eléctricas más la inutilización del transformador que surtía al estadio, la oscuridad se volvió cómplice en sus fechorías”, explicó Jorge Carrasquero, entrenador de tiro con arco.


Lavamanos y pocetas fueron arrancados de los baños

Este acontecimiento es solo una pequeña muestra de las múltiples incursiones delictivas al complejo. Antes de 2015 ya se había perdido la cuenta de los robos.

“Por aquí tenemos que cuidarnos también de los atracos. Después de las 6 de la tarde es un peligro caminar o entrenar en el ´Poli´. Casi todos los días asaltan a más de un atleta”, señala Sofía Castellanos de tae kwon do.

“Esta acciones nos han obligado a reducir las jornadas de entrenamiento y, por supuesto, el rendimiento de los atletas no es el mismo, pero prefiero que rindan menos a que sean víctimas de los ladrones. Ya no entrenamos de noche porque no hay seguridad”, resaltó Ramón Rondón, entrenador de levantamiento de pesas.

La triste historia continuó el resto de ese año y se mantiene en lo que va de 2016. La última incursión ocurrió a mediados del mes pasado con el robo de 13 equipos del sonido interno del estadio Luis Aparicio valorado en unos 22 millones de bolívares.


Robaron todo el cable de las instalaciones eléctricas 

Los continuos hurtos obligaron a las autoridades a desplegar diversos operativos que surtieron efecto mientras se mantuvieron, pero luego de un tiempo, se retira la vigilancia y vuelven los robos. El Cpbez tiene un comando en el polideportivo y aun así la acción de los delincuentes no se detiene. Hasta un comando especial de Polisur estuvo resguardando las instalaciones hace dos años aproximadamente.

Keydy Aguirre, coordinadora del Ministerio para Deporte y Juventud en Zulia y Falcón expuso que “la seguridad siempre va a estar resguarda por la seguridad privada de las Águilas del Zulia y además se han venido haciendo unas mesas de trabajo para incorporar al Cuerpo de Policía Bolivariana del estado, a la Policía Nacional y actualmente tenemos a la Guardia Nacional resguardando. En el ´Pachencho´ también tenemos un comando del Cpbez”, expuso.

Aseguró que desde hace dos semanas se encuentra un contingente de la Guardia Nacional en el estadio Luis Aparicio resguardando “permanentemente, las 24 horas del día, el tema de la seguridad”, apuntó.

Añadió que tras los daños causados a las instalaciones por los delincuentes, se está acomentiendo la reparación de los mismos comenzando con los gimnasios de judo y la gimnasia. “Ya Corpoelec evaluó la parte de electricidad, que es la más crítica, y pronto todos los gimnasios, progresivamente, contarán con ese servicio para mayor seguridad de los atletas”, puntualizó.


La pizarra del “Pachencho” fue desmantelada

Esta investigación no toma en cuenta el desmantelamiento de la pizarra electrónica del “Pachencho”, del sonido, del salón VIP que se había  refaccionado ni el robo del cableado de tres de las torres principales de iluminación, pues este cálculo, dada su gran dimensión, necesita un experto en la materia y conocedor de las instalaciones.

Tampoco evalúa el saqueo a las instalaciones de la Azuda, ocurrido hace tres años

Con toda seguridad, una vez que se sume este inventario, el monto total llevaría a cifras astronómicas este saqueo atroz, al parecer indetenible, que revelaría la imposibilidad de devolverle el antiguo esplendor al máximo complejo deportivo del Zulia, al menos, en el mediano plazo.

Síguenos por @800noticias