+FOTOS| Rápida vuelta a casa de Kate Middleton tras el parto es habitual en Reino Unido | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

El Mundo

Sorpresa, extrañeza, asombro… Es lo que causa aquí en España la noticia del alta médica de Kate Middleton. Seis horas después de dar a luz a su tercer hijo, la esposa del príncipe William de Inglaterra pudo abandonar el hospital St. Marys. Impensable en el marco del sistema sanitario español, donde el ingreso mínimo tras un parto es de 48 horas.

William y Kate Middleton presentan a su tercer hijo

Sin embargo, en Reino Unido, el rápido regreso a casa es una práctica habitual, siempre que el parto haya sigo “vaginal, natural, sin complicaciones y sin epidural”. Así lo explica Marina Valeros, matrona en Parc Sanitari San Joan de Deu, en Sant Boi de Llobregat (Barcelona) y que estuvo cuatro años trabajando en el Hospital Newham University Hospital (Londres).

Siendo así, como en el caso de Middleton, a partir de las seis horas se puede dar el alta. Es en este momento cuando en el hospital se preparan varios informes médicos y uno de ellos se traslada al ambulatorio más cercano de la parturienta. Así, una matrona del centro sanitario realizará una visita domiciliaria durante las primeras 24 horas, a los tres y a los cinco días. Después, en la décima jornada, será la madre quien acuda a la matrona para una nueva revisión.

Video thumbnail

Lo que marca la diferencia entre ambos países es el “arraigado concepto de parto con epidural que tenemos en España”, apunta Valeros. En Reino Unido, al igual que otras nacionalidades europeas como Holanda, Dinamarca o Suecia, existe una educación sanitaria que coteja otras opciones más allá de la anestesia local que bloquea las terminaciones nerviosas en la médula espinal. Por ejemplo, “el Entonox, la hidroterapia o Dan’s Machine“, entre otros. El primero es un gas, “óxido nitroso, que se usa para aliviar el dolor y es capaz de reducirlo en un 50%, en comparación con el 80%-90% de la epidural”. El segundo se basa en baños de agua caliente y el tercero en pequeñas descargas eléctricas en la zona lumbar.

William y Kate Middleton presentan a su tercer hijo

Los tres supuestos son respetuosos con el bebé y también con la gestante, ya que no sólo ayuda a soportar el dolor, también mantiene su capacidad de movimiento, no tiene que estar encamada ni someterse a una vigilancia especial posterior al parto, como ocurre con la epidural.

Inglaterra

Intervenir con la anestesia ya es un acto médico y, al menos en los hospitales de Reino Unido, implica que la mujer pase a una zona del hospital donde el equipo médico, aparte de las matronas, pueda hacer seguimiento. En estos casos, no se puede dar el alta a las seis horas. Para empezar, argumenta la matrona, “desde que se deja de administrar la medicación epidural hasta que se empiezan a notar las piernas pasan unas tres o cuatro horas y, además, es necesario asegurarse de que la gestante recupera la movilidad y la micción espontánea”. Esto requiere un ingreso mínimo de 24 horas.

Síguenos por @800noticias