+FOTOS | Quedó con muerte cerebral por un accidente, pero 6 meses después fue mamá | 800Noticias
800Noticias
Entretenimiento Curiosidades

Clarín

Entre las peores noticias, los papás de Marikena Barbero, una joven de 17 años que se accidentó cuando viajaba en moto con su novio, recibieron una revelación alentadora y desconcertante a la vez. Fue la misma noche del accidente, en octubre del año pasado: los médicos le informaron que su hija estaba en coma, con muerte cerebral y cuadripléjica, y que estaba embarazada. Los que siguieron fueron meses difíciles, de “ilusión y mucho miedo”, y hace unas semanas se produjo el milagro: con leves avances físicos, Marikena fue mamá.

Vasti, nombre de origen hebreo que significa “mujer hermosa”, nació por cesárea en el Hospital Materno Infantil de Mar del Plata, pesó 2,410 y es una beba sana que alteró el movimiento habitual del Inareps (Instituto Nacional de Rehabilitación Psicofísica del Sur), donde no están habituados a tener bebés.

Marikena-Barbero-accidente_CLAIMA20160506_0193_17
Marikena Barbero antes del accidente

“Nos dijeron que en bebé tenía poco tiempo de gestación y que por la cantidad de medicamentos y la radiación a la que que había sometida Marikena no iba a aguantar mucho”, contó la mamá de la adolescente, Soraya Martínez Barbero, instalada en Mar del Plata desde diciembre.

Marikena estuvo 68 días en coma y tras convenios entre la Nación y el gobierno de su provincia, el 4 de diciembre fue trasladada al Inareps en Mar del Plata desde su ciudad, La Banda, en Santiago del Estero, donde sufrió el accidente. “Fue esperar y dejar que Dios disponga de esa vida que venía, y ella se aferró a la vida”, contó la mujer al noticiero de Canal 10, que difundió el caso.

Marikena-Barbero-accidente-Facebook_CLAIMA20160506_0194_17

Marikena Barbero antes del accidente. Facebook.
Los médicos hicieron un arduo trabajo para llevar a término el embarazo. Vasti nació el 19 de abril. La joven mamá presentó síntomas de avance físico, mueve brazos y piernas y dos fisioterapeutas la ayudan a sostener a la beba, “porque no tiene control de sus brazos -contó emocionada- y por ahí puede apretarla, y ella le da besos con ruido”.

Síguenos por @800noticias