+FOTOS| Las “particulares” imágenes de una familia tras costosa sesión de fotos | 800Noticias
800Noticias
Entretenimiento Curiosidades

El Mundo

Pame Dave Zaring y toda su familia están indignados. La razón no es otra que se han convertido en los ‘Ecce Homo’ de la fotografía después de contratar a una ‘profesional’ para que tomara un retrato familiar y acabar convertidos en una mezcla de fantasmas y el malo de ‘Scream’.

Según ha denunciado Dave en su cuenta de Facebook, pagó 250 dólares a una fotógrafa profesional por una foto de familia y el resultado fue una imagen donde tanto Dave como el resto de miembros de su familia han sido retocados de una manera cuanto menos peculiar.

“Bien. Esto NO es una broma. Hemos pagado a una fotógrafa, que decía ser un profesional, 250 dólares por una foto de familia. Por favor, mira estas fotos REALES que nos entregó… mira estas fotos de verdad que nos entregó…. decía que las sombras eran realmente muy malas en el hermoso, claro y soleado día y que su profesor nunca le enseñó a retocar fotos. Siéntete libre de compartir literalmente no me he reído tanto en años!!!!! No puedes inventarte estas cosas…. otra vez, esto NO es una broma – producto final”

La publicación de Dave ha sido casi 380.000 veces compartida.

En mayo de 2017, una mujer de mediana edad que se promocionaba como fotógrafa profesional experimentada contactó a la familia Zaring, según informa ‘KCEN’. Dave y Pam Zaring, que se casaron hace tres años, decidieron entonces que era hora de obtener sus primeras fotos profesionales de su familia.

El matrimonio, sus dos hijos, Cade, de 12 años, y Connor, de 8, y la madre de Dave viajaron hasta Forest Park en St. Louis para que la experimentada fotógrafa tomara la imagen. Un mes después les avisó de que ya había terminado de editar las fotos.

El pasado jueves las fotografías llegaron en un CD a la casa de los Dave y cual fue la sorpresa cuando al ver las imágenes todas estaban desprovistas de rasgos, mientras que los ojos y los dientes no parecían humanos. “Nunca me había reído tanto en mi vida!”, aseguró Pame. “Mis hijos estaban confundidos. Pensaron que les estábamos gastando una broma”, añadió. Incluso llegaron a preguntar si lo había retocado para que parecieran muñecos de Lego.

Según Pame, la fotógrafa le explicó que su profesor nunca le enseñó cómo retocar fotos y le ofreció volver a tomar las imágenes. Las explicaciones de la profesional, a la que la familia no va a pedir el reembolso sino los originales, fueron que las sombras tenían unas sombras “muy malas” para lo “bonito, soleado y alegre que estaba el día”.

 

Síguenos por @800noticias