+FOTOS| La terrible historia que hay detrás de esta foto… | 800Noticias
800Noticias
Entretenimiento Curiosidades

Yahoo

La policía de East Liverpool, una pequeña localidad de 11.000 habitantes del estado de Ohio, en Estados Unidos, quiso la semana pasada dar una lección a todos sus seguidores de Facebook. Pero pocos días después su pequeño esfuerzo se ha convertido en una poderosa imagen antidrogas que ha llegado a todos los rincones del planeta.

Los oficiales decidieron publicar en su perfil de la red social una foto de un hombre y una mujer que habían consumido heroína en su auto y que habían perdido la consciencia, mientras un niño se encontraba en la parte de atrás, sentado y sujeto por el cinturón de seguridad. Una imagen de pesadilla que en unos días ha conseguido decenas de miles de compartidos en Facebook.

Junto a la foto, los policías han compartido el informe policial que explica la escena. Al parecer, la mujer que había tomado la heroína no es la madre del niño, sino su abuela, Rhonda Pasek, de 50 años. Junto a ella, también con una sobredosis, estaba su amigo James Lee Acord, de 47 años. Los dos fueron recogidos por una ambulancia y los médicos les administraron naxolona, un fármaco usado para tratar la intoxicación aguda por opiáceos.

Tras recuperarse de la sobredosis, fueron detenidos por la policía. El niño de 4 años, ahora se encuentra bajo la tutela del Servicio de Protección de Menores del condado de Columbiana.

En un juicio exprés, el conductor del vehículo, James Acord, fue condenado a 180 días de cárcel por conducir bajo los efectos de las drogas y por poner en peligro la vida de un menor. Por su parte, la abuela, que todavía no ha sido juzgada, se arriesga a entrar en la cárcel por poner en peligro la vida de un menor a su cargo, por consumo de drogas y por ir en un auto sin cinturón de seguridad.  

Nos vemos en la obligación de mostrar el otro lado de esta horrible droga. Que debemos dar voz a los niños atrapados en este horrible jaleo. Este niño no puede hablar por sí mismo, pero esperamos que su historia pueda convencer a otros consumidores de drogas para que se lo piensen dos veces antes de inyectarse ese veneno mientras tienen a un menor bajo su custodia“.

“Si alguien se siente ofendido por ellas, lo sentimos. Pero es el momento de que el público que no consume drogas vea lo que tenemos que lidiar a diario”. continua el texto.

A pesar del pequeño tamaño de East Liverpool, los agentes aseguran lidiar a diario con problemas de drogas. Y últimamente, sobre todo de heroína, una sustancia que parece estar popularizándose cada vez más en Estados Unidos.

 

 

Síguenos por @800noticias