+FOTOS| Joven gasta 50.000 euros en 100 operaciones para ser un alien “asexuado” | 800Noticias
800Noticias
Entretenimiento Curiosidades

El Mundo.es

A cada uno sus gustos, y sobre looks no hay nada escrito. Hay quien sueña con una juventud eterna, hay quien quiere potenciar sus encantos eróticos y hay quien directamente lucha contra las leyes de la física, y pierde en la mayor parte de los casos. Pero también hay quien se encuentra tan mal en su piel que es capaz de enfocar su vida a moldear su apariencia según sus deseos. Y el resultado es, a menudo, sorprendente.

Vinny Ohh tiene 22 años y trabaja como modelo en Los Angeles. Nació humano, nació hombre, pero nunca se sintió así: ni humano ni hombre. Tampoco mujer. En su interior, Vinny siempre fue un alien. Quizá por eso estudió maquillaje, para poder dar a su exterior una apariencia similar a la que él veía dentro. Pero llegó un momento que las sesiones de moldeado con colores y texturas no fueron suficiente, y decidió adoptar métodos más drásticos.

Hasta 110 veces ha pasado por el quirófano este joven estadounidense. Comenzó a los 17 inyectándose silicona en los labios. Aquel fue sólo el pistoletazo de salida. A esa primera intervención siguieron (siéntense): dos rinoplastias y 107 tratamientos para rellenar y moldear la frente, los pómulos y las cejas. Casi nada. A eso se añaden las intervenciones estéticas que no requieren un médico: manicura en forma de garras, lentillas negras y tintes de pelo de todo tipo.

A pesar del despliegue, Vinny aún no se siente bien en su piel. Una vez su rostro reconvertido en el de un ser de otro mundo, queda su cuerpo. “Quiero ser un alien asexuado, que mi exterior refleje cómo me siento por dentro. Por eso, quiero que mi imagen al completo sea la de un alien, un híbrido que no sea ni hombre ni mujer“, asegura el joven . Para eso, Vinny ha comenzado un largo periplo de consulta médica en consulta médica. “Aún no he tenido suerte”, lamenta.

Para desterrar cualquier duda, Vinny matiza: “No quiero que la gente piense que quiero convertirme en mujer. No veo por qué no iba a poder eliminar mis genitales completamente y no tener nada ahí abajo”. Hasta ahora, este peculiar activista ha invertido en su cambio de aspecto 50.000 dólares (47.500 euros), pero está dispuesto a invertir 160.000 más (casi 152.000 euros) si consigue encontrar a alguien que acepte extirparle los órganos sexuales.

De momento, y para ir haciendo caja, VInny será uno de los protagonistas de The plastics of Hollywood, un reality show en el que convivirá con otros adictos a la cirugía plástica. Para él, es la oportunidad de su vida: “Mi objetivo es que la gente cambie su forma de ver a los muñecos humanos”.

Síguenos por @800noticias