+FOTO| Madonna busca mansión en Lisboa para vivir con su nuevo amor | 800Noticias
800Noticias
Entretenimiento

ABC

A sus 58 años, Madonna no solo se ha enamorado del modelo portugués Kevin Sampaio (a punto de cumplir 31), sino también de Lisboa. La cantante norteamericana llegó hace una semana a la capital portuguesa y aún continúa por la ciudad, con sucesivos desplazamientos para conocer sus rincones más emblemáticos y los alrededores.

La megaestrella del pop tiene previsto mudarse a la cuna del fado y busca un palacete que cumpla sus exigencias para adquirirlo y convertirlo en su nueva flamante residencia. Ella misma ha compartido en Instagram una imagen en un precioso edificio de la exclusiva zona de Lapa, una de las más caras y donde se asientan diversas embajadas. Se trata del Palacete do Conde de Agrolongo, ubicado en Rua do Sacramento à Lapa, no lejos de la pinacoteca más importante de la ciudad: el Museu de Arte Antiga, donde casualmente se exhibe actualmente la muestra titulada «Madonna», con fondos sobre la Virgen procedentes de los Museos Vaticanos.

El enclave acumula más de un siglo de antigüedad, pues fue construido en 1909 por el arquitecto Arnaldo Adaes Bermudes. Toma su nombre del aristócrata que ordenó levantarlo y perteneció a quien fue durante años el hombre más rico del país vecino, el empresario António Champalimaud. El multimillonario, fallecido en 2004, tenía una participación en torno al 4% en el español Grupo Santander, al que vendió el 11 de noviembre de 1999 la mayor parte de sus propiedades, incluidos los bancos Totta e Azores y Crédito Predial.

El Palacete do Conde de Agrolongo

 

El empresario quedó prendado de este inmueble, nada extraño, pues salta a la vista su belleza y la de los jardines que lo circundan. De planta cuadrangular, se distribuye a lo largo de cuatro pisos y está rematado por una torre y un minarete. Además, al tratarse de un edificio en cuesta le garantiza la discreción que busca la intérprete para su nueva vida.

La cantante, poseedora de una espectacular colección de arte, se aloja provisionalmente en el Hotel Ritz Four Seasons, frente al emblemático Parque Eduardo VII, y está encantada visitando Lisboa en compañía de sus hijas Estere y Stella, adoptadas en Malawi el pasado mes de febrero.

Acompañada por Kevin Sampaio, pudo ser vista el pasado fin de semana en el Monasterio de los Jerónimos, en el área de Belém, y de ahí saltó al paraíso «eco-chic» de Comporta, solo 120 kilómetros al sur de Lisboa.

Síguenos por @800noticias