+FOTO| Entre reuniones y paseos Barack Obama se declara enamorado de Milán | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

ABC

La llegada del expresidente de los Estados Unidos Barack Obama a Milán ya anunciaba que su paso por la ciudad italiana sería memorable. Acompañado de un helicóptero, 14 autos, y precedido por policías en moto, Obama llegó a la capital lombarda entre grandes medidas de seguridad que no impidieron que se diera un baño de masas. Los curiosos, teléfono en mano para capturar el momento, se acercaban allá donde estuviera. Estaban esperándolo en la entrada de su hotel, el lujoso Park Hyatt Hotel, y lo siguieron a lo largo de sus distintas paradas en la ciudad.

Aterrizó el lunes en el aeropuerto militar de Linate y fue directo a Milán, donde aprovechó el día para visitar los monumentos más famosos de la ciudad y para participar en una cena de trabajo, con empresarios y políticos. Disfrutó de una visita privada al Duomo de Milán y subió a su terraza panorámica, la misma a la que subió su mujer Michelle en 2015, cuando visitó la Expo de Milán. Continuó su ruta turística con una parada para ver La Última Cena, el cuadro de Leonardo Da Vinci, y con un recorrido por la Pinacoteca Ambrosiana, una de las mejores galerías de arte de Milán, donde se exponen obras de Caravaggio, Rafael, Tiziano y Botticelli. En cada una de las entradas y salidas que realizaba por las puertas traseras por motivos de seguridad, Obama, siempre protegido por gafas de sol, saludaba sonriente a quienes lo recibían entre aplausos y gritos.

El expresidente norteamericano durante su intervención en la cumbre internacional sobre innovación alimentaria celebrada en Milán.

El ministro de Bienes Culturales, Dario Franceschini, quien le ha acompañado durante las visitas culturales, ha manifestado que el expresidente ha quedado “enamorado de Italia”, y el alcalde de Milán, Giuseppe Sala, le ha entregado la llave de la ciudad como agradecimiento por su visita.

Durante la noche del lunes al martes acudió a una cena con empresarios y políticos italianos organizada por el Instituto Superior de Política Internacional (ISPI). Allí coincidió con el exprimer ministro italiano y secretario del Partido Democrático, Matteo Renzi, quien fue su invitado en la última cena de Estado en la Casa Blanca y a quien Obama apoyó cuando se realizó el referéndum de diciembre del año pasado. El estadounidense y el italiano realizaron una llamada telefónica para felicitar al francés Emmanuel Macron —a quien ambos apoyaban— por su victoria en las elecciones presidenciales, según informó la televisión pública italiana RAI. Tras este encuentro, Renzi dijo en su perfil de Facebook estar “feliz por haber visto en Milán a un amigo y un gran líder, Barack Obama”. “Lo he visto en gran forma: todavía tiene mucho que decir y que dar a la política mundial”, añadió.

Este martes Obama continuó con su agenda y participó en la tercera edición de Seeds&Chips, una cumbre internacional sobre innovación alimentaria. El expresidente fue ponente de una conferencia de 45 minutos cuya entrada costaba 850 euros por persona, según ha informado la organización. Su participación, según explica La Repubblica, se debe a la insistencia del chef Sam Kass, asesor de nutrición de la familia Obama y promotor junto con Michelle Obama, de las campañas contra la obesidad y a favor de una vida saludable. Las vacaciones continuarán, revela Corriere della Sera, cuatro días más durante los que descansará junto a su esposa Michelle Obama en la casa medieval que tienen en la Toscana John Phillips, embajador de Estados Unidos en Italia durante el mandato de Obama, y Linda Douglas, antigua directora de Comunicación.

Síguenos por @800noticias