+FOTO| Asesinato brutal! Condenaron a 40 años a dos hombres por crimen de las turistas en Ecuador | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

Télam

Dos hombres fueron condenados a 40 años de prisión por el doble crimen de María José Coni y Marina Menegazzo, las turistas mendocinas asesinadas cuando estaban de vacaciones en la localidad ecuatoriana de Montañita, informaron fuentes judiciales.

Esta pena máxima del Código Penal ecuatoriano, impuesta por primera vez en ese país, recayó sobre Alberto Segundo Mina Ponce (33) y Aurelio Eduardo “El Rojo” Rodríguez (39) como coautores del “doble homicidio agravado por alevosía, despoblado y por aumentar el dolor de las víctimas”.

El fallo unánime del Tribunal de Santa Elena al que Télam tuvo acceso consideró tras “el análisis de las pruebas expuestas” como “autoría directa la participación” de Mina Ponce, entonces custodio de la comuna de Montañita.

Los jueces Pedro Ordóñez, Daniel Rodríguez y Kleber Franco también establecieron que Rodríguez fue “coautor mediato” al permitir con sus acciones la comisión del doble crimen, cuyo móvil fue “sexual”, y por lo que ambos fueron sentenciados a “cuarenta años de reclusión mayor”.

Tras la sentencia, ambos condenados fueron trasladados nuevamente a la cárcel de Guayaquil, desde donde siguieron la mayor parte del juicio a través de una videoconferencia, salvo cuando tuvieron que declarar ante el Tribunal.

Jorge Coni, padre de “Majo”, se mostró satisfecho con la pena impuesta a los dos hombres, aunque consideró que hay otros responsables del hecho y por la que continúa una segunda investigación en curso en la Justicia de Ecuador.

“Con la sentencia a cuarenta años en el caso por la muerte de las jóvenes argentinas marcamos un precedente ante crímenes atroces”, destacó Galo Chiriboga, fiscal general de Ecuador.

Además, el representante del Ministerio Público agradeció “la Asistencia Penal Internacional de Argentina y Colombia para reforzar la investigación por el crimen”.

En tanto, Luis Juez, el embajador argentino en Ecuador que había adelantado su asunción a raíz de los asesinatos de las turistas, destacó el “fallo ejemplar” y la “celeridad increíble” de la Justicia de ese país.

La sala donde se lleva a cabo el juicio por el asesinato de las dos turistas argentinas en Ecuador.

También el ministro del Interior de Ecuador, José Serrano Salgado, resaltó que fue la “primera vez en la historia una condena por cuarenta años” en ese país y destacó como “importante” que haya sido en un caso de “femicidio”.

La fiscal María Coloma Pazmiño y el abogado querellante Hernán Ulloa Ordoñez habían requerido esta tarde en sus respectivos alegatos la máxima pena contemplada por el Código Penal de Ecuador.

Ambos dieron por acreditado que los imputados cometieron el doble homicidio de las turistas, a quienes drogaron para hacerles perder su voluntad.

LOS MACABROS HECHOS

Las declaraciones de los testigos declararon aproximadamente 27 durante los primeros tres días complicaron mucho a los dos imputados, el vigilador Alberto Segundo Mina Ponce y a Aurelio Eduardo “El Rojo” Rodríguez.

Un testimonio clave fue el de José Lugo, perito colombiano que realizó diversos cotejos durante la instrucción del caso. Aseguró que, como conclusión de sus análisis sobre los lugares por los que pasaron las víctimas como los que estuvieron los imputados, “estas dos personas fueron partícipes de un hecho”.

Otro testigo, identificado como Pedro Rosales, contó ante los jueces Rosario Franco Jaramillo, Daniel Rodríguez y Kleber Franco que el 23 de febrero le prestó un triciclomotor a Ponce Mina y que este se lo devolvió horas después, es decir que lo habría tenido entre las 11 y las 14 de ese día, horario en el que otra persona lo vio en un triciclo cargando bultos.

Además un taxista declaró que llevó al “Rojo” y a las dos chicas desde Montañita hasta la casa de Ponce Mina, que éste se sentó adelante y pagó el taxi, y que Majo y Marina se sentaron atrás y no hablaron durante el viaje.

El vigilador Mina Ponce, quien primero se había declarado culpable, luego dijo ser inocente y que se hizo cargo del hecho por presión policial, acusó a dos narcos colombianos de ser los asesinos, pero la Justicia ecuatoriana no creyó en su versión y los acusó, junto a Rodríguez, por doble homicidio agravado.

 

 

Síguenos por @800noticias