Fiscalías antiterroristas se unen contra el cifrado de datos | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

EFE

Las fiscalías especializadas en la lucha antiterrorista de Francia, España, Bélgica y Marruecos lanzaron hoy una advertencia sobre el problema que plantea el encriptado de las comunicaciones y de los sistemas de bloqueo de las últimas generaciones de teléfonos, tabletas y ordenadores.

El encuentro en París del llamado Grupo Cuatripartito de Fiscalías Antiterroristas destacó que, aunque la protección de datos personales sigue siendo un derecho fundamental, “las amenazas y violaciones al orden público ocasionadas por hechos de naturaleza terrorista” justifican el poder acceder a ciertas informaciones.

En su comunicado, reivindicaron que las autoridades judiciales puedan tener en sus investigaciones acceso a los datos de las personas implicadas en hechos terroristas “con respeto de los principios de proporcionalidad, legalidad y necesidad”.

La reunión, iniciada ayer, estuvo participada por el fiscal jefe del Tribunal de Gran Instancia de París, François Molins; el fiscal jefe de la Audiencia Nacional española, Javier Zaragoza; el fiscal federal de Bélgica, Frédéric Van Leeuw; y el fiscal general del Rey en la Corte de Apelación de Rabat, Hassan Daki.

Los cuatro, según su nota conjunta, constataron que las nuevas tecnologías son utilizadas cada vez más para “aislar y manipular a personas frágiles” y vieron fundamental que el encriptado de las informaciones no se presente como un obstáculo para sus pesquisas.

“La inviolabilidad de las comunicaciones no es un derecho o valor absoluto, y cuando sea necesario en el marco de la investigación y exista una orden judicial debemos estar en condiciones de conocer el contenido de las comunicaciones”, indicó Zaragoza en la conferencia final de prensa.

El llamamiento se hizo tanto a las autoridades nacionales e internacionales como a las operadoras o suministradoras de servicios de comunicaciones, porque la respuesta debe ser global si, según Molins, se quiere “un mínimo de eficacia”.

El representante francés lamentó que haya aplicaciones a las que ni siquiera se les mandan peticiones de cooperación porque saben de antemano que no van a responder y subrayó que poder actuar a tiempo puede impedir la comisión de atentados o facilitar el desmantelamiento de células terroristas.

“Son muchas las dificultades, pero tratamos de obtener buenos resultados”, añadió a la prensa española Zaragoza, que recordó que las compañías necesitan autorización para operar en un territorio y apuntó a la posibilidad de conceder ese permiso en la medida en que dispongan de mecanismos de desencriptación.

El Grupo Cuatripartito, creado en 2006, centra su objetivo en el terrorismo internacional yihadista y se comprometió a proseguir su cooperación y a que sus respectivos contactos se reúnan de inmediato en el país donde haya habido un atentado para evaluar las necesidades de ayuda, una idea que partió de la delegación española.

En esa línea, Molins advirtió de que el nivel de amenaza se mantiene siendo “particularmente alto” y destacó que el debilitamiento militar del Estado Islámico (EI) en Siria e Irak “no puede sino reactivar el riesgo de suscitar ataques terroristas en Francia”.

Síguenos por @800noticias