Fiscalía sudafricana recurrirá acusaciones de corrupción contra el presidente | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

EFE

La Fiscalía sudafricana anunció hoy que recurrirá la decisión del Tribunal Superior de restaurar los 783 cargos por corrupción que pesaban contra el presidente del país, Jacob Zuma, y que le fueron retirados días antes de llegar a la presidencia.

“Creo que es necesaria la decisión de un tribunal de apelación”, adujo el Fiscal General del Estado, Shaun Abrahams, que justificó su afirmación en las importantes consecuencias que tendría procesar al presidente.

“Siempre haré lo correcto, independientemente de que se trate de una persona común, un ministro o el presidente”, agregó el jefe de la Fiscalía, que ha sido acusada en numerosas ocasiones de actuar por motivaciones políticas.

La Fiscalía decidió retirar en 2009 las acusaciones de corrupción -relacionados con contratos públicos para la compra de armamento en 1999- del entonces candidato a la presidencia Jacob Zuma, al considerar que el proceso había sido iniciado por razones políticas.

Los cargos contra Zuma se habían presentado en diciembre de 2007, días después de que fuera elegido presidente del gobernante Congreso Nacional Africano (CNA) al derrotar al entonces presidente de Sudáfrica, Thabo Mbeki.

Una condena superior a un año de cárcel hubiera impedido a Zuma ser diputado y, por tanto, ser nombrado presidente de Sudáfrica tras las elecciones de abril de 2009, pero la Fiscalía retiró todos los cargos que había contra él.

El Tribunal Superior de Pretoria dictaminó el pasado 29 de abril que la retirada de los cargos fue una decisión “irracional” y estableció que “Zuma debe responder” por ellos.

Este recurso judicial fue iniciado hace siete años por el partido opositor Alianza Democrática (AD) al considerar que la Fiscalía actuó bajo presión política en 2009.

Los años de Zuma como presidente del país han estado marcados por los escándalos de corrupción y el estancamiento económico.

Una sentencia dictada en marzo por el Tribunal Constitucional establece que Zuma violó la Constitución al negarse, como le pedía la Defensora del Pueblo, a devolver parte de los 246 millones de rands (más de 15 millones de euros) de dinero público que se gastó en la reforma de su residencia privada.

Sudáfrica celebrará elecciones municipales el próximo 3 de agosto. La oposición espera sacar partido del desgaste de Zuma y arrebatarle al CNA alguna de las grandes ciudades del país que gobierna el partido oficialista.

Síguenos por @800noticias