Fingió estar en coma durante dos años para evitar la cárcel | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

Esta pareja de ciudadanos británicos engañó durante dos años a todos los vecinos de Sketty, en Gales, al hacer creer durante  todo ese tiempo que el marido estaba en coma. El hombre de 48 años trataba de evitar una condena por estafarle 55.900 euros a un anciano con demencia. El falso enfermo ya está tras las rejas y puede que su mujer le acompañe pronto, porque está siendo juzgada por ser cómplice de la farsa.

La mujer contaba que su marido se había quedado en estado vegetativo en un accidente doméstico con la puerta del garaje, en la que se fracturó el cuello, según ha publicado el Daily Mail.

Eludió muchas citas médicas explicando las malas condiciones físicas de su marido, pero al final, ha sido descubierto. ¿Cómo se descubrió el engaño? Un vídeo grabado por la cámara de seguridad de un supermercado, reveló la farsa. En las imágenes aparece la pareja, empujando tranquilamente un carrito de la compra.

Y es que Alan Knight no era parapléjico ni estaba en coma. Solo era una historia inventada para que él evitara la condena por sacar dinero periódicamente de la cuenta bancaria de  un vecino con demencia senil. La investigación de la policía de Swansea descubrió viajes y compras que realizaba la pareja.

Alan Knight ya está tras las rejas, condenado a cuatro años de cárcel por la estafa inicial y ambos, marido y mujer serán juzgados en septiembre por obstrucción a la Justicia y prevaricación.

 

Fuente: Que.es

Síguenos por @800noticias