Filipinas confirma que la cabeza hallada en Joló pertenece a Robert Hall | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

EFE / Foto: Portavoz de la Policía Nacional filipina, Wilben Mayor

La cabeza hallada a las puertas de la catedral de Joló, en el sur de Filipina, corresponde al ciudadano canadiense Robert Hall, ejecutado por los rebeldes islamistas de Abu Sayyaf el pasado 13 de junio, confirmaron hoy fuentes oficiales.

“Quiero informar a la población y a los medios de comunicación que hemos identificado la cabeza decapitada, que es la del rehén Robert Hall”, dijo en una rueda de prensa el jefe del Laboratorio Criminal de la Policía Nacional de Filipinas, Emmanuel Arana.

La confirmación se produce después de que el departamento comparara muestras de ADN de Hall facilitadas por el Servicio de Laboratorio Forense Nacional de Canadá con las obtenidas de la cabeza encontrada, apunta el diario local Philstar.

Los restos del ciudadano canadiense fueron hallados el mismo día de su ejecución, pocas horas después de agotarse el plazo impuesto por Abu Sayyaf para recibir un rescate de 600 millones de pesos (más de 12 millones de dólares).

Hall fue secuestrado junto al también canadiense John Ridsdel, el noruego Kjartan Sekkingstad y la filipina Marites Flor el pasado mes de septiembre en un complejo hotelero del sur de Filipinas.

De los cuatro rehenes, sólo Sekkingstad y Flor siguen con vida, ya que los captores también decapitaron a Ridsdel el pasado 25 de abril al expirar el primer plazo que impuso Abu Sayyaf para recibir el dinero del rescate.

Los extremistas, de momento, no han exigido suma alguna de dinero por la rehén filipina.

Abu Sayyaf fue creado en 1991 por un puñado de excombatientes de la guerra de Afganistán contra la Unión Soviética y se le atribuyen algunos de los atentados más sangrientos de los últimos años en Filipinas.

El grupo recurre a los secuestros para financiarse, y en la actualidad retiene, además de al noruego y la filipina, a un japonés y a un holandés.

En las últimas semanas, el grupo liberó a 14 pescadores indonesios tras recibir unos 2 millones de dólares (1,7 millones de euros) como rescate, según la prensa filipina.

El pasado día 8 también se informó de la puesta en libertad de otros cuatro malasios tripulantes de un remolcador que fue abordado tras salir de aguas filipinas con dirección a Malasia, por los que habían exigido un rescate de 4,4 millones de dólares (3,9 millones de euros).

Síguenos por @800noticias