Fedecámaras: 450 mil empresas han cerrado sus puertas por debacle económica | 800Noticias
800Noticias
Economía

Con información de El Tiempo

El presidente de Fedecámaras, Francisco Martínez, explica que la raíz de la crisis que enfrenta Venezuela, deriva del modelo económico implementado por el Gobierno, caracterizado por el creciente intervencionismo y un comportamiento hostil frente al sector privado. A su juicio, las señales enviadas por el Ejecutivo en la dirección de un posible cambio de la política económica, son tan graduales que resultan insuficientes.

Señaló que hace unos 14 años existían en el país alrededor de 800 mil empresas, mientras que actualmente la cifra, solo alcanza las 350 mil, perdiéndose la mitad de la base empresarial en estos años.

En una entrevista al diario El Tiempo, el dirigente gremial recalcó que el socialismo del siglo XXI no ha servido “absolutamente para nada” y opina que “es una retórica que lo único que ha ocasionado es zozobra, inestabilidad, desabastecimiento, desajustes macroeconómicos y empobrecimiento del país”.

-¿Cómo observa la economía venezolana?

-Venezuela vive un proceso creciente de encarcelamiento de su economía. El deterioro de las empresas ha venido aumentando. Eso ha tenido un impacto severo cuyas consecuencias ha tenido que asumir el consumidor. Progresivamente a lo largo de los últimos 17 años se han ido afectando las bases fundamentales de la economía. En la medida en que se han venido afectando a las empresas, hemos comprometido severamente muchas líneas y las cadenas productivas están severamente distorsionadas. La crisis ha tenido unas magnitudes tan graves que han afectado todo el entramado empresarial y productivo del país.

-¿Qué está sucediendo actualmente con las empresas?

-Las pocas empresas que aún están en operaciones están trabajando a 50% de su capacidad instalada. Esto quiere decir que a veces pueden parar sus líneas de producción en espera de insumos y materias primas, y cuando les llegan, empiezan otra vez a producir los bienes y servicios. Es demasiado inestable el sistema.

-¿Qué sectores han sido los más afectados?

-En el caso del sector primario se están perdiendo rebaños progresivamente, y en la agricultura se están perdiendo campos por completo porque no se siembra. Actualmente no ha llegado la semilla que se necesita para poder sembrar maíz amarillo y blanco, y ese ciclo está por perderse. Probablemente ya esté comprometido el abastecimiento de 2017. Hay industrias que ya están completamente detenidas, otras han parado sus líneas de producción. En el caso del comercio, muchos han tenido que cerrar porque no tienen mercancías que vender. Los impactos son de diferentes magnitudes en cada uno de los sectores, pero el nivel de afectación es igual de grave.

-En su discurso, el Gobierno ha señalado de forma constante que hay una guerra económica…

-Eso es una retórica mediática. Nosotros insistimos que el problema no está en ese debate ideológico, sino en el terreno de las políticas económicas. Para nosotros el tema de la guerra económica es solo un pretexto para intentar transferirle la responsabilidad al sector empresarial. Ese tema no genera confianza y aleja la inversión privada. El Gobierno tiene que encarar la crisis en la justa dimensión y no estar buscando culpables.

Síguenos por @800noticias