Falta de políticas eficientes deja al Guri a 5,5 metros del colapso eléctrico nacional | 800Noticias
800Noticias
Nacionales

Con información de Correo del Caroní

La central hidroeléctrica Simón Bolívar está a metros del colapso. Su embalse, el cuarto lago artificial más grande del mundo, desciende aceleradamente su volumen producto de tres factores: la mala administración del recurso hídrico, la indisponibilidad de generación en el parque térmico y la sequía, esto se desprende de un trabajo especial realizado por el Correo del Caroní.

Reproducimos a continuación la explicación en la que la periodista Natalie García:

Si bien el argumento del gobierno es principalmente la acción del fenómeno climático El Niño, los modelos hidrológicos de la cuenca del Caroní permiten prever esta situación y tomar medidas anticipadas para extender la vida útil del embalse en tiempos de estiaje.

El embalse de Guri, ubicado en el estado Bolívar, fue cuidadosamente diseñado para soportar sin peligro de riesgo una sequía extendida de 32 meses en el río Caroní. La actual aridez lleva 21 meses y se aproxima cada vez más la posibilidad de un apagón. ¿Cómo es esto posible?

El ingeniero José Aguilar, que desde el 2009 ha monitoreado e investigado a fondo el Sistema Eléctrico Nacional (SEN), apunta que la nefasta realidad obedece a la toma de decisiones erradas en la administración de los parques térmicos e hidroeléctricos.

Esto indica que durante la sequía, en vez de guardarse agua para el futuro, los embalses han sido sobreexplotados, específicamente Guri. La cota máxima de Guri es de 272 metros sobre el nivel del mar, la operatividad en zona segura está entre las cotas 271 y 261, por debajo de las cuales la eficiencia en la generación de las turbinas disminuye, requiriendo más agua que turbinar para generar menos electricidad.

De acuerdo con Corpoelec, la cota del embalse para el 24 de febrero era de 249,70 metros sobre el nivel del mar (MSNM), es decir, 5,7 metros del inicio de la zona de colapso.

La solución a la disminución en el embalse es la energía térmica. Esta tiene 17,500 megavatios instalados, pero no puede suplir la generación de las centrales porque de esa cantidad sólo están disponibles 9 mil megavatios, 3 mil de ellos a media máquina por problemas de mantenimiento e insumos.

Errores sostenidos

El peso de la generación eléctrica del país está en el agua, que se evapora cada día a causa del intenso calor. Aguilar detalla que esto es inconcebible pues los estudios hidrológicos de la cuenca del Caroní, y los modelos predictivos de la extinta Edelca, ahora Corpoelec, advirtieron lo que pasaría.

Para leer la noticia completa acceda al  Correo del Caroní.

Síguenos por @800noticias