Expresión Libre insta a buscar vías para aliviar la precaria situación salarial de los periodistas | 800Noticias
800Noticias
Nacionales

Redacción 800 Noticias

Mediante un comunicado emitido este viernes, la ONG Expresión Libre deploró las deprimentes condiciones salariales de los comunicadores sociales venezolanos e instó a los gremios periodísticos del país a buscar fórmulas que ayuden a aliviar esta situación.

El documento refiere que en particular los medios de comunicación privados deben afrontar las limitaciones propias de las faltas de divisas, el alza del costo de los insumos y la sequía publicitaria, además del acoso de un régimen que cada vez menos tolera la libertad de prensa.

También se recuerda que en periódicos como Ultimas Noticias, El Universal y El Nacional, cuyos convenios colectivos destacaban entre los diarios de América Latina, hoy la mayoría de los salarios en esos centros de trabajo, con nóminas reducidas al extremo, han descendido a los niveles del salario mínimo nacional.

A continuación el comunicado completo de Expresión Libre:

En medio de la profunda e inédita crisis que vive la industria de los medios de comunicación en Venezuela, Expresión Libre, Comunicadores por la Paz y la Democracia, se siente en el deber de expresar su profunda preocupación por las precarias condiciones laborales en las que está desarrollando su actividad profesional uno de los eslabones más vulnerables de la cadena informativa: los periodistas y, en general, los trabajadores de la prensa.

En realidad son críticas las condiciones generales de la economía nacional, y son peores para los medios de comunicación del sector privado, que además de las limitaciones propias de las faltas de divisas, el alza exponencial del costo de los insumos y la merma de ingresos por la sequía publicitaria, debe enfrentar el acoso de un régimen que cada vez menos tolera la libertad de prensa y de expresión en su obstinado empeño de imponer una hegemonía comunicacional como pieza fundamental para su pretendida perpetuación en el poder.

Los periodistas venezolanos, que durante estos 18 años han tenido que desempeñarse enfrentando cotidianamente la intolerancia, un discurso estigmatizador de su profesión y  en permanente situación de riesgo personal, han visto desmejorar paulatinamente la capacidad adquisitiva de su salario, su seguridad médico-asistencial y la desaparición acelerada de los puestos de trabajo.

Para hacer más gráfica esta deplorable situación, bastaría con describir la situación de los tres grandes medios impresos de la otrora llamada “gran prensa”: Ultimas Noticias, El Universal y El Nacional, donde desde hace más de medio siglo ha regido una cultura de relaciones laborales enmarcadas en convenios colectivos cuyas condiciones socioeconómicas destacaban entre las de sus similares de la región latinoamericana y fueron punto de orgullo del gremio periodístico venezolano.

Hoy la mayoría de los salarios en esos centros de trabajo, con su nómina reducida considerablemente, ha descendido a los niveles del salario mínimo nacional con el consecuencial congelamiento del resto de las cláusulas socioeconómicas. Las discusiones de los contratos colectivos están paralizadas y el margen de maniobra para reactivarlos se presenta sumamente estrecho. Se necesita un alto concepto del deber profesional y una gran convicción del compromiso con la sociedad, como en efecto lo tienen los reporteros venezolanos, para no sucumbir por la desmotivación y la frustración.

Creemos que es obligatorio explorar fórmulas que permitan atenuar estas difíciles condiciones salariales y que los gremios periodísticos, el Colegio Nacional de Periodistas (CNP) y el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP), deben aunar esfuerzos para asistir, asesorar, impulsar las iniciativas que propendan a un alivio de esta angustiante situación.

Puntualmente, en lo que respecta al SNTP, debe extremar los esfuerzos institucionales para superar la inhabilitación, por mora electoral, para representar a los trabajadores en la presentación, discusión y firma de las convenciones colectivas por parte de las autoridades del Trabajo. Tal situación lo viene colocando en situación de minusvalía, desde hace años, frente a los patronos. Esa organización cuenta con espacios en su estructura organizativa que deben ser reactivados para debatir esta situación de emergencia.

Expresión Libre, cuya trayectoria ha estado marcada por una consecuente solidaridad con los periodistas y sus gremios históricos, ratifica esa disposición y exhorta a la unión de esfuerzos en la búsqueda de iniciativas en beneficio de las condiciones de vida y de trabajo de nuestros colegas.

Por Expresión Libre

Silvia Alegrett

Coordinadora de Expresión Libre

Caracas, 3 de marzo de 2017

Síguenos por @800noticias