FOTOS + VIDEO| Reciente balance eleva cifra de muertos a 34 y 202 heridos tras los atentados en Bélgica | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

AFP/Efe/El Mundo de España

De acuerdo a cifras manejadas por medios belgas, al menos 34 personas han muerto y 202 han resultado heridas como consecuencia de los dos atentados terroristas perpetrados este martes por la mañana en el aeropuerto de Zaventem y en la estación y en la estación de metro de Maelbeek, en Bruselas.

El atentado en el aeródromo ha dejado al menos catorce muertos. La ministra de Sanidad, Maggie de Block, ha confirmado la cifra de fallecidos y ha dicho que hay 81 personas heridas. Una fuente de las fuerzas de seguridad belgas ha informado a RBTF de que el balance en la estación de Maelbeek es de al menos 20 muertos.

PlaneFinder

Anteriormente, la red de transportes públicos belga había señalado que el ataque contra el metro ha dejado al menos quince muertos y 55 heridos, de los cuales diez estaban graves.

Dos detonaciones han tenido lugar en el aeropuerto Zaventem de la capital belga y una tercera se ha registrado en la estación de metro de Maelbeek, situada en la calle de la Loi, cerca del edificio de la Comisión Europea.

Las primeras explosiones han tenido lugar en torno a las 07.45 horas de la mañana en la terminal de salidas del aeropuerto de la ciudad. Al menos 11 personas han muerto, según la ministra de Sanidad belga Maggie De Block, y 81 han resultado heridas en este punto, donde las autoridades de seguridad han hallado una tercera bomba que no ha sido activada.

La bomba en el metro ha afectado a la línea que circulaba en dirección d’Arts-Loi. La empresa de transportes belga STIB ha confirmado que al menos 15 personas han fallecido en Maelbeek, otras 10 se encuentran en estado crítico y hay 45 heridos de diversa consideración.

“Éste es el día más negro de la Historia de nuestro país desde la Segunda Guerra Mundial”, ha dicho Bart De Weber, presidente de la Nueva Alianza Flamenca antes de dirigirse al cuartel general de la Policía Local de Amberes para analizar la situación y coordinar las medidas que llevarán a cabo.

En una breve comparecencia ante los medios, el primer ministro belga, Charles Michel, ha mostrado su tristeza por el ataque y ha apelado a “la solidaridad” de los belgas para afrontar este momento. “Temíamos un ataque terrorista y finalmente ha ocurrido”, ha añadido, confirmando la versión de la Fiscalía, que había avanzado unas horas antes la hipótesis del atentado terrorista.

“Al menos una de las explosiones en Zaventem ha sido provocada por un kamikace”, ha explicado el fiscal en la rueda de prensa junto a Charles Michel.El Gobierno ha elevado a 4 el nivel de alerta en todo el país. En los días anteriores, la alerta se encontraba en el umbral 3/4 por “amenaza probable y posible” de atentado terrorista.

El Ejecutivo ha enviado 225 agentes adicionales para reforzar la seguridad en Bruselas. “Hemos puesto en marcha todos los operativos y una investigación” para comprobar, entre otras cosas, “si hay otros posibles autores que estén huyendo”. En cualquier caso, ha dicho, “la prioridad es cuidar de las víctimas y tratar a los heridos”.

 

Refuerzo de la seguridad

Las autoridades belgas cerraron el metro, el aeropuerto, el tranvía, los autobuses y las principales estaciones ferroviarias de la capital.

La Comisión Europea pidió a su personal que no vaya a trabajar o permanezca en las oficinas.

El centro de crisis del gobierno belga exhortó asimismo a los residentes de Bruselas a quedarse en casa.

Por su parte, las autoridades de varios países europeos reforzaron la seguridad en sus aeropuertos y fronteras con al menos Gran Bretaña, Francia, Alemania, Holanda y Dinamarca anunciando un incremento de los controles.

Además, Eurostar, que enlaza París y Londres con Bruselas por tren, suspendió los viajes a la capital belga.

Las reacciones políticas no se hicieron esperar. “Es un ataque contra la Europa democrática. Jamás aceptaremos que terroristas agredan a nuestras sociedades abiertas”, afirmó inmediatamente el primer ministro sueco, Stefan Löfven.

Por su parte su homólogo danés, Lars Løkke Rasmussen, denunció en Twitter un “ataque abyecto”.

Las principales bolsas europeas se vieron afectadas tan pronto como saltó la noticia, con caídas de en torno al 1%.

Síguenos por @800noticias