Evo Morales cumple 10 años en el poder y hace gala de logros económicos y sociales | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

La Paz, AFP.- Evo Morales celebró el viernes 10 años como presidente de Bolivia, haciendo gala de sus logros económicos y sociales, que comenzaron desde que nacionalizó los hidrocarburos en 2006 y decidiera gobernar de la mano de sindicatos e indígenas.

Los festejos comenzaron temprano, cuando algunos centenares de nativos, leales aliados del gobernante, llegaron a la Plaza de Armas, para realizar rituales de agradecimiento a la Pachamana (diosa madre Tierra) y pedir mayor prosperidad para el país.

Con un palco político en el corazón de La Paz, matizado por campesinos con vestidos multicolores,Morales dio un mensaje de cerca de seis horas en el Parlamento, donde hizo un recuento pormenorizado de lo alcanzado, desde que llegó al poder hasta la fecha y los comparó con los 10 años que le precedieron a su ascenso (1995-2005).

“Este trabajo en 10 años ha permitido que Bolivia tenga dignidad y soberanía, nuestros movimientos sociales -sindicatos de obreros, indígenas y campesinos- garantizaron la estabilidad social, como sinónimo de estabilidad política, y cuando hay estabilidad política, hay planificación a mediano y largo plazo”, afirmó.

El líder izquierdista, apenas instalado en el poder tras arrollar a la derecha en las urnas, congeló al mínimo las históricas y estrechas relaciones políticas y económicas de su país con Estados Unidos, y sin temor ni traumas orientó a Bolivia a alianzas con países como Venezuela, Cuba e Irán.

Inédito crecimiento

Declarado admirador de Fidel Castro, Morales hizo saltar el crecimiento de su país tras nacionalizar los hidrocarburos en mayo de 2006, en manos hasta entonces de una docena de compañías extranjeras, y logró así abultar ostensiblemente los ingresos para el fisco.

Impulsado por la medida que le redituó enormes beneficios políticos, la renta petrolera para el Estado boliviano, que fue de 2.759 millones de dólares entre 1995 y 2005, se multiplicó en los últimos 10 años a 31.504 millones de dólares, según Morales.

El presidente mencionó que en su gobierno el crecimiento promedio de la economía fue de un 5% anual y el PIB nominal subió en un 196% en la década, hasta llegar a 33.794 millones de dólares, mientras que durante el gobierno de sus predecesores de derecha o centro el crecimiento tuvo un promedio de 3,2% con un PIB de 9.000 millones.

La inyección de abundantes recursos le permitió desarrollar programas sociales, como la distribución de bonos económicos para ancianos, madres embarazadas y niños que no hicieron otra cosa que cimentar su ya enorme popularidad.

El PIB per cápita de los bolivianos se incrementó en la última década de 1.000 dólares en 2005 a 3.119 dólares en 2015, precisó.

Y con números en la mano, aseguró que la reducción de la pobreza es una muestra de sus logros. “El 2005 el 10 por ciento más rico tenía 128 veces más ingresos que el 10 por ciento más pobre, para 2014 esta diferencia se redujo 39 veces”, en contrarruta -según él- a lo que sucede en el resto del mundo, donde los ricos se hacen más ricos.

Reelección y corrupción

La oposición, en cambio, criticó el informe presidencial, pues -arguyó- obvió hechos graves como la corrupción y la crisis económica en puertas.

“El informe abundó en un recuento de hechos, sin que quede claro el estado real de la situación país y rumbo a seguir”, afirmó el opositor y excandidato presidencial Samuel Doria Medina, quien se quejó de que el despliegue de números sólo busca asentar las bases para una nueva reelección presidencial.

Los bolivianos irán a las urnas el próximo 21 de febrero para decidir si aprueban una reforma constitucional que permitiría a Morales postularse por cinco años más, cuando concluya su actual mandato en 2020.

En medio del balance presentado, la imagen deMorales ha empezado a desgastarse, salpicado por un escándalo que involucra a decenas de líderes campesinos, algunos cercanos a él, investigados por fradude de 2,5 millones de dólares a un fondo de fomento.

En su discurso, Morales también destacó la decisión de demandar en 2013 a Chile ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, donde reclama que su vecino cumpla con negociar una solución a su enclaustramiento marítimo. Ambos países fueron a la guerra a fines del siglo XIX, cuando Bolivia perdió su única salida al Pacífico.

También, destacó la lucha antidrogas que se realiza sin la ayuda de EEUU, tras expulsar a la agencia federal antinarcóticos DEA en 2008, acusándola de apoyar un supuesto complot de la derecha local.

Síguenos por @800noticias