Estado chileno acuerda entregar archivos secretos a víctimas de dictadura | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

EFE

El Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) confirmó hoy la disponibilidad de entregar a las víctima de la dictadura de Augusto Pinochet los documentos que contenían sus testimonios y archivos relacionados con las torturas que sufrieron entre 1973 y 1990, cuando fueron detenidos.

La resolución es un paso hacia la “apertura y facilitación al acceso de esta información, tanto para ser usada por los tribunales de justicia como para la memoria histórica”, informaron desde el Instituto a través de un comunicado.

Los documentos forman parte de la información recabada por la Comisión Nacional sobre Prisión Política y Tortura, conocida como Comisión Valech, el organismo creado en 2003 con el objetivo de esclarecer la identidad de más de 33.000 personas que fueron detenidas y torturadas por razones políticas.

En dichos documentos hay fotografías, recortes de prensa y fichas de las víctimas, además de la transcripción de sus testimonios, en los que aparecen los nombres y las descripciones de sus captores y torturadores.

Cuando se difundió el primer Informe Valech fue aprobada una ley de reparación que decretó también que los archivos debían mantenerse en secreto hasta 2054.

Hasta el momento, el acceso a esta valiosa información no sólo estaba vetado a las propias víctimas, sino también a los jueces, que no podían conocer los antecedentes sobre los casos de represión.

El Archivo Valech, que contiene información sobre la represión a lo largo de todo Chile, que identifica más de 1.100 recintos de detención, y recogió los testimonios de más de 70.000 personas -de las cuales más de 33.000 fueron calificadas como víctimas- está bajo custodia del INDH, organismo que ha iniciado su digitalización para la preservación de los documentos, así como para entregarlos a sus titulares.

Hasta el momento, a las víctimas que lo requerían ante el INDH se les entregaba sólo su declaración, sin embargo, a partir de ahora se entregarán todos los documentos generados durante el trabajo de la comisión Valech que contenga la carpeta con su nombre.

El INDH recalca que “en ningún caso se entregará información de terceros declarantes sin su autorización”.

Las víctimas de la dictadura de Pinochet hace años que piden que se levante el secreto de la Comisión Valech para poder avanzar en justicia y memoria.

De hecho, el pasado septiembre el artista Francisco Papas Fritas lanzó una campaña llamada “Desclasificación Popular” que pretendía romper el silencio impuesto por el Gobierno chileno al ayudar a las víctimas a obtener sus carpetas. EFE

Síguenos por @800noticias