Sistema cambiario se estatizó este año | 800Noticias
800Noticias
Economía

Odell López Escote.- Tres tipos de cambio y ninguno tiene la suficiente movilidad para atender a los distintos sectores del país. Bs. 6,30 para alimentos y medicinas, Bs. 12 para viajeros, cupo electrónico y demás transacciones y Bs. 199 para lo que bautizaron como el Sistema Marginal de Divisas (Simadi), que solo funcionó los primeros meses.

En 2015 hubo una severa estatización de los tres modelos de cambio, pues aunque venían trabajando con deficiencia en 2014, dos de ellos se paralizaron a tal punto que cerca del 90% de quienes requirieron divisas no pudieron obtenerlas para distintos fines, aseguran economistas

El famoso cupo viajero, que servía para hacer compras por internet a través de una tarjeta de crédito quedó rezagado y sin vida. Desde junio de este año, cuando anunciaron las nuevas medidas cambiarias que implicaban cambios de límites para viajero, la centralización de la asignación de divisas, entre otras medidas, el cupo electrónico quedó sin operatividad.

Por su parte, el cupo viajero, al igual que el electrónico transado a 12 bolívares por dólares funcionó de manera irregular, pues para mediados de septiembre, gran parte de quienes viajaban tenían problemas al pagar con punto de venta en establecimientos fuera de Venezuela.

Una fuente del sector financiero confirmó que durante el último trimestre del año, el Gobierno nacional movió el Simadi como una alternativa electoral para ofrecer divisas a un precio mayor, sin embargo, estas divisas fueron dirigidas más hacia clientes corporativos que a los que buscan dólares por menudeo.

En la Asociación Bancaria Venezolana, creen que el cupo viajero es necesario pues funciona como una válvula de escape, por lo que creen que en 2016 la banca pública, quien quedó delegada para hacer estas transacciones comience a asignar divisas sin problemas, siempre tomando en cuenta que los ingresos petroleros han bajado y no hay un superávit de divisas como en anteriores oportunidades

José Grasso Vecchio, presidente de esta Asociación, afirmó que se reunió con sectores del Ministerio de Finanzas quienes le aseguraron que el viajero se seguiría asignando el año entrante, sin embargo, desconoce el destino de las divisas que se asignan para compras electrónicas.

Con todo este panorama, los economistas consideran la necesidad de levantar el control de cambio como una medida para comenzar a atender la crisis económica que tiene rato viviendo entre los venezolanos, sin embargo, pocas o nulas intenciones del Gobierno se visualizan al respecto, según consideran

El Simadi, que prometía ser una alternativa abierta, con una tasa de cambio que fluctuaría con el mercado, se quedó sin divisas y sin movimiento. Fuentes internas al BCV aseguran que el tipo de cambio de este sistema es impuesto y jamás obedece al movimiento del mercado, aspecto que se puede evidenciar con la demanda de divisas que diariamente crece.

El equipo de 800 noticias se comunicó con cuatro casas de cambio, entre ellas Italcambio, para solicitar información sobre la venta de divisas a través del Simadi y todas coincidieron en que no tenían disponibilidad de divisas. “Llame el año que viene después que se instale la Asamblea Nacional”, respondió una de las recepcionistas.

Así como el Sicad y el Simadi se han paralizado, el Cencoex, precio más económico del mercado también han disminuido sus asignaciones, al punto que sectores como alimentos y medicinas tiene grandes deudas con sus proveedores de importación.

Síguenos por @800noticias