Equipos de socorro se dirigen al lugar del accidente aéreo en Indonesia | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

Jayapura, Indonesia | AFP | Equipos de socorro indonesios se dirigían este lunes al lugar donde fueron localizados los restos de un avión que se estrelló con 54 personas a bordo y con bolsas de ayuda gubernamental que contenían el equivalente 470.000 dólares.

Se trata de la tercera catástrofe aérea en menos de un año en este país del Sudeste asiático, y se desconocía por el momento si podía haber algún superviviente.

El avión, un ATR 42 (biturbopropulsor) de la aerolínea Trigana Air, había perdido el domingo el contacto con la torre de control justo antes de las 15H00 locales (06H00 GMT), tras despegar de la capital de la provincia de Papúa, Jayapura, rumbo a Oksibil.

A primera hora del lunes, un avión avistó los restos del aparato cerca de Oksibil, informó a la AFP un portavoz del ministerio de Transportes, J.A. Barata.

El avión transportaba a 49 adultos, entre ellos cinco miembros de la tripulación, y cinco niños.

Diez minutos antes de la hora de llegada, había contactado con la torre de control de Oksibil para pedir autorización para aterrizar, comentó el capitán Beni Sumaryanto, director de operaciones de Trigana Air.

Pero el avión nunca llegó y, media hora después, la aerolínea indonesia ordenó a otro aparato que hiciera la misma ruta para localizar al aparato desaparecido, dijo Sumaryanto.

“Hacía muy mal tiempo, el avión no pudo encontrar al otro y regresó a Sentani”, añadió. “Oksibil es una zona montañosa donde el tiempo es muy impredecible. De repente, se puede volver neblinoso, oscuro y ventoso, sin previo aviso”, explicó.

“La zona es escarpada y está cubierta con una densa vegetación. No hay ninguna carretera ni acceso”, declaró un portavoz del ejército en Papuasia, Teguh Pudiji Rahardjo.

A bordo del aparato había también cuatro bolsas con unos 6.500 millones de rupias en efectivo (470.000 dólares) para ser distribuidos entre familias pobres, informó el jefe de correos de Japaruya, Haryono.

“Cuatro de nuestros empleados escoltaban los fondos”, declaró Haryono, quien como muchos indonesios sólo tiene un nombre.

Nerviosismo de los familiares

En el aeropuerto de Jayapura la compañía Trigana Air creó un centro de crisis y familiares de las víctimas se agolparon para exigir noticias sobre el accidente, en medio de un creciente nerviosismo. Entre gritos, una mesa voló por los aires.

“Mi familia y yo llevamos aquí horas. Queremos saber qué pasó con mi hermano, Kepi Deal, que estaba a bordo del aparato” declaró Rifan Wea, una de las aproximadamente 100 personas que estaban en el aeropuerto.

Trigana Air es un pequeña aerolínea fundada en 1991 que ofrece vuelos internos hacia unos 40 destinos en Indonesia.

La compañía suele utilizar pequeños aviones en la remota y montañosa Papúa, y las malas condiciones climáticas causaron varios accidentes en los últimos años.

El miércoles, un avión de hélice Cessna de la aerolínea indonesia Komala Air se estrelló en esa región, en el distrito de Yahukimo. Murió una persona y otras cinco resultaron gravemente heridas.

Los responsables consideraron que el mal tiempo fue responsable del accidente. Indonesia tiene un pésimo historial en cuanto a seguridad aérea.

El pasado mes de diciembre, un avión de AirAsia, que volaba desde la ciudad indonesia de Surabaya hacia Singapur, se estrelló en el mar de Java, causando la muerte de las 162 personas a bordo.

El sector aéreo indonesio está creciendo rápidamente al igual que la economía del país asiático, y cada vez más gente elige el avión para desplazarse de un lado a otro del país, un inmenso archipiélago.

Sin embargo, a las aerolíneas les cuesta encontrar técnicos y pilotos bien entrenados para seguir el ritmo de crecimiento del sector.

Síguenos por @800noticias