Entérese de los ataques xenófobos contra un restaurante venezolano en Seattle | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

Redacción 800 Noticias

No pasaron 24 horas de la toma de posesión de Donald Trump cuando el restaurante del venezolano Félix Valderrama en Seattle recibió el primero de tres ataques: una mujer arrancó la bandera que exhibía afuera y les pidió que se largaran de Estados Unidos.

Los otros dos ocurrieron con una semana de diferencia. En uno arrancaron la bandera con todo y asta, y en el tercero una mujer se limitó a gritarles a los propietarios que se prepararan para ser expulsados.

“Estaba abriendo el restaurante como a las 10 y media de la mañana y pasó una mujer que me dijo que gracias a Dios (el presidente Donald) Trump había llegado y que teníamos que hacer las maletas porque no hacíamos ningún bien en este país y que pronto nos pondrían remedio”, contó este martes Valderrama a la la agencia AFP por teléfono, según publicó el diario El Nuevo Herald en su edición de este martes.

De hecho, Valderrama subrayó que se trató de hechos aislados pues el restaurante, del que es copropietario y abrió hace año y medio, ha tenido gran aceptación en la comunidad.

Esta vez no fue a la policía porque, según explicó, en un robo previo las autoridades no investigaron como esperaba. “Pero debí ir y si ocurre de nuevo estaré preparado para grabarlo”, dijo.

Su plan ahora es exhibir la bandera de Venezuela acompañada de la de Estados Unidos.

Esta mujer no tiene nada que ver con la primera, aunque el discurso fue similar.

“Nos dijo que nos largáramos de aquí, que no hacíamos falta en este país”, recordó este venezolano, que tiene viviendo en Estados Unidos desde abril de 1999.

Trump llegó al poder con un fuerte discurso anti-inmigrantes y amenazó con deportar a 11 millones de indocumentados, así como construir un muro en la frontera con México.

“Y el presidente habla de odio tan libremente que la gente cree ahora que tiene licencia para decir cualquier cosa”, lamentó.

El restaurante, que se llama “Arepa”, como el plato típico venezolano, está ubicado en una zona universitaria de Seattle, la mayor ciudad del estado de Washington (noroeste) y mayoritariamente contraria al mandatario.

“Compré 12 banderas, vamos a ver quién se cansa primero: ellos de quitarla o nosotros de ponerla de vuelta”, señaló.

Síguenos por @800noticias