Enjuician a 7 periodistas por aprender a usar aplicación de smartphones | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

EFE

Varias ONG marroquíes e internacionales denunciaron el juicio que hoy se reanudaba en Rabat, el cual fue pospuesto hasta el 27 de octubre, contra siete periodistas y activistas de Derechos Humanos acusados de “atentar contra la seguridad del Estado”.

Representantes del comité de apoyo de los siete periodistas y activistas -de los que dos están exiliados en Francia y uno en Holanda- afirmaron hoy en una rueda de prensa en Rabat que los acusados fueron “en realidad perseguidos por su actividad de defensa de los derechos humanos”.

El activista Karim Tazi, miembro del comité de apoyo de las siete personas, dijo hoy que los cinco periodistas fueron acusados de atentar contra la seguridad del Estado tras haber organizado un curso de formación sobre el uso de una aplicación para smartphones que permite a los “periodistas ciudadanos” publicar informaciones de forma anónima.

Tazi también denunció la campaña hostil y de difamación de algunos periódicos contra Maati Monjib y los otros seis acusados, y lamentó que Monjib está perseguido por sus escritos en francés e inglés contra el régimen político en Marruecos.

Esta es la cuarta vez en que la vista se pospone, aparentemente con el fin de “desgastar” a los acusados y de limitar así su libertad de acción y el tono de sus críticas, según dijo a EFE el historiador Maati Monjib, considerado líder del grupo.

La mayoría de los acusados son miembros de la Asociación marroquí de periodistas de investigación (AMJI, siglas en francés), creado por Monjib, quien el pasado octubre llevó a cabo una huelga de hambre de 24 días para protestar contra su prohibición de abandonar el territorio nacional por un caso de “irregularidades financieras”.

Cinco de los acusados, entre ellos Monjib, se enfrentan a cargos de atentar contra la seguridad del Estado y se arriesgan a cinco años de cárcel, mientras que otros dos son acusados de haber infringido las reglas relativas a la percepción de ayudas financieras por parte de organizaciones internacionales.

Por su parte, Amnistía Internacional consideró hoy en un comunicado que el juicio contra los siete periodistas y activistas supone “un grave precedente en materia de restricción de la libertad de expresión”.

“El juicio contra estos periodistas es preocupante y tendrá el valor de una prueba sobre la libertad de prensa en Marruecos”, indicó la directora adjunta del programa Oriente Medio y África del Norte en Amnistía Internacional, Magdalena Mughrabi, en una declaración recogida por el comunicado.

Síguenos por @800noticias