Empleo de calidad es una deuda laboral en Venezuela | 800Noticias
800Noticias
Nacionales

Pese a las cifras del Instituto Nacional de Estadística (INE) sobre una reducción del desempleo en el país y un mayor crecimiento del empleo formal, los trabajadores venezolanos enfrentan en su día la falta de empleos estables y de calidad.

Tener un trabajo no es solo sinónimo de buena señal, también es necesario que el salario sea lo suficientemente adaptado a las necesidades de cada trabajador, en el marco de una jornada laboral que no exceda de las ocho horas y donde exista la posibilidad de crecimiento dentro de la empresa para cual se desempeña.

“Un empleo con calidad es aquel que está bien remunerado, es un empleo que está protegido por ley, pero además tiene oportunidad de crecimiento profesional. Si bien en Venezuela tenemos una tasa de desempleo relativamente baja, ésta no considera los informales; y por otra parte, no está considerando la calidad de la remuneración ni la calidad del empleo en sí. Entones, no podemos ver esas cifras como un logro cuando estamos viendo que las personas que no están protegidas verdaderamente por la ley”, ratifica la economista Anabella Abadi.

Al revisar las estadísticas oficiales, en Venezuela el empleo se ha concentrado en los sectores terciarios, es decir, en los sectores de servicios y comercio. Las condiciones ideales serían que los sectores manufacturero, construcción y agrícola fuesen los impulsores de la dinámica laboral.

La última data del INE ubica en 7,9% la tasa de desempleo, lo cual equivale a 1.124.799 personas. Mientras que 13.100.203 personas representan la fuerza laboral del país. De esa cifra, 58,8% de los trabajadores se desempeña en el sector formal y el resto es informal.

Pero el empleo del sector formal no estuvo ligado a un mayor aumento de puestos de trabajo en empresas con más de cinco trabajadores, sino por quienes lo hacen por cuenta propia. Este fenómeno se viene registrando cada vez con más fuerza. Entre enero de 2015 e igual mes del año pasado los trabajadores por cuenta propia aumentaron 14,2% y el número de empleados se incrementó 2,6% en igual período.

Una de las causas de esta situación tiene que ver con una reducción del número de patronos privados. “El gobierno, como administrador del Estado, no debe enfocarse en producir, sino en generar las condiciones para que el sector privado pueda laborar y pueda desarrollar la economía”, sugiere Abadi.

En el último año se ha reducido a 424.800 empleadores, según el INE. Esto significa que existen 7.412 empleadores menos que en enero de 2014.

800noticias / Yaneth Fernández

Síguenos por @800noticias