Elecciones de noviembre| Donald Trump pierde fuerza en los estados decisivos | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

ABC

En Nueva York, ir a las urnas el próximo 8 de noviembre es un trámite de decencia democrática: es casi imposible que el resultado sea otro que una victoria demócrata. Lo mismo se puede decir para algunos estados republicanos de la ‘América profunda’, como Oklahoma o Kansas. Sin embargo, en condados como Hillsborough (Florida), Forsyth (Carolina del Norte) o Hamilton (Ohio), el voto puede ser un acto decisivo para determinar siHillary Clinton o Donald Trump llegan a la Casa Blanca.

Las elecciones presidenciales se juegan un un puñado de estados donde el signo del voto no está decidido. Con la excepción de Maine y Nebraska, los estados otorgan todos sus electores -los delegados que eligen en última instancia al presidente en el llamado Colegio Electoral- al ganador del voto popular en cada estado. Es decir, si Trump consigue el 50,1% de los votos en Florida, se lleva los 29 electores que le corresponde al estado. Los candidatos necesitan conseguir 270 electores -de un total de 538- para ganar la elección.

El sistema hace que los estados donde hay más igualdad -denominados ‘estados bisagra’- puedan inclinar la elección hacia uno u otro lado por una escasa diferencia de votos. Por eso, a Clinton y a Trump no se les espera en California (demócrata) ni en Dakota del Sur (republicana) de aquí a noviembre. Destinan todos su recursos financieros y se patean cada pueblo de Pensilvania, New Hampshire o Virginia.

Incluso hay cálculos que aseguran que la elección está en manos de dos millones de votantes en siete condados clave de ‘estados bisagra’, frente a los cerca de 241 millones de personas en edad de voto.

La novedad este año es que ese campo de batalla se transforma. La campaña polarizante de Trump está permitiendo a Clinton ganar presencia en estados donde antes era muy difícil que pudiera considerar una victoria -como Arizona y Georgia- y está ganando mucha ventaja, tanta como en estados tradicionalmente demócratas, en lugares antes muy disputados, como Virginia o Colorado.

Síguenos por @800noticias