El verdadero declive de Luis Miguel | 800Noticias
800Noticias
Entretenimiento

ABC

El cantante mexicano Luis Miguel podría estar pasando por uno de los peores momentos de su carrera debido a los problemas de salud, los conflictos legales, la adicción a la droga y la incapacidad de manejar su carrera profesional.

Luis Miguel fue durante años una de las voces latinas más conocidas del panorama musical. Nacido en 1970, en San Juan (Puerto Rico), el cantante labró su carrera desde cero. Comenzó con once años, junto a su padre, un cantante español desconocido apodado Luisito Rey, aunque su carrera dio el paso definitivo cuando Arturo El Negro Durazo financió su primer álbum, que otorgaría al artista el sobrenombre de «El Sol».

Conocido por su semblante, su apariencia y su perfecta sonrisa, Luis Miguel se posicionó como el rey de la música latina. Ahora, a tenor de las últimas fotografías publicadas en los medios de comunicación, aquel tiempo ha quedado atrás. Cansado de su carrera, de su trabajo, y de aparecer en conciertos, el artista no aguanta más de veinte minutos sobre el escenario. El rey ha dejado de serlo y ya son diez los años en los que no saca al mercado ni un solo éxito musical.

El ganador de un premio Grammy con el tema «Me gustas tal como eres», a dúo con la cantante escocesa Sheena Easton, consiguió tanto en tan poco tiempo que su dinero le permitió vivir durante años sin ningún tipo de remordimiento e intranquilidad. El cantante, además, tenía un sequito ciego, presente en todos sus conciertos, fiel comprador de sus entradas, seguidor de cualquier tema que tocara pero que, por desgracia para él, acabó por desvanecerse cuando sus incoherencias se convirtieron en algo habitual.

El comienzo del declive

El 9 de febrero de 2015 el «Sol» dejó de brillar. Los abucheos del público fueron más sonoros y la verdad salió a la luz. Llevaba una hora haciendo esperar a sus fans. Abandonó al público por una botella de alcohol y la soledad. «El artista simple y sencillamente se metió a su cuarto, pidió botellas de alcohol y está emborrachándose. Por eso es que no se presentó y esa es la verdad. No sabemos si va a venir, no ha tenido ni la decencia de cancelar», explicó la organización del evento en aquel entonces.

El Auditorio Nacional de México presenció y vivió en sus propias carnes la nueva actitud de Luis Miguel. «Cuando estaba bajando las escaleras de mi despacho para ver el show me topé con que se estaba yendo. Ya tenía la camioneta preparada en la puerta. Me quedé en shock», confesó Gerardo Estrada, director de la institución. Un acto que repetiría hasta en cuatro ocasiones más.

El propio círculo que rodeaba a Luis Miguel comentó los factores que le han llevado a su situación. «Su carrera empezó a decaer cuando se hizo caso de su propia producción», confesó José Quintana, quien dirigió la discográfica Warner en México.

Las disputas con su ex

El declive de «El Sol» ha estado rodeado de otras polémicas. Aracely Arámbula -mujer con la que estuvo casado y es madre de dos de sus hijos- se convirtió en fiel enemiga del puertorriqueño y reclamó públicamente que éste le pasase la manutención de los pequeños a los que había «abandonado». Además de confirmar que acababa de interponer una demanda judicial contra él, Aracely lanzó una serie de duras declaraciones contra «El Sol de México» que, en pocas horas, ya se habían convertido en explosivos titulares.

Su salud tampoco le ayuda

En lo referente a su salud, el artista tampoco pasa por su mejor momento. Luis Miguel se cayó al suelo en mitad de una actuación durante una de las fiestas más importantes de su país, en la Feria Nacional de San Marcos de abril del año pasado, debido a un trastorno de audición llamado «tinnitus».

Síguenos por @800noticias