El Sevilla comienza la era Sampaoli con el desafío de la Liga de Campeones | 800Noticias
800Noticias
Deportes

EFE

El Sevilla afrontará esta temporada un nuevo ciclo de la mano del argentino Jorge Sampaoli con el exigente y doble desafío de superar la exitosa etapa en el club sevillista de Unai Emery, quien consiguió tres Ligas Europa consecutivas y pasar también la fase de grupos de la Liga de Campeones.

El santafesino Sampaoli (Casilda, 13 de marzo de 1960), tiene una “idea”, un plan innegociable de fútbol total de ataque y presión en todo el campo a los que se aferra y en los que cree ciegamente pese al cruel varapalo sufrido por su equipo al caer en el último minuto de la prórroga en la Supercopa de Europa ante el Real Madrid.

Y lo hace con tanta fe como el Sevilla en su nueva apuesta de juego para reeditar los éxitos de Unai Emery, quien este tempestuoso verano decidió marcharse al Paris saint Germain previo pago de su cláusula de rescisión.

“Ganar de cualquier modo nos haría confundirnos en la metodología que queremos implementar”. Esa es la filosofía con la que Sampaoli encara su reto europeo tras su exitoso paso por la selección de Chile, con la que fue campeona de la Copa América en 2015 por primera vez en su historia y tras rechazar la oferta de entrenar a la albiceleste de su país, ya que “los sueños no llegan cuando uno quiere”.

La oferta de la AFA a Sampaoli fue la enésima alteración de la tranquilidad en la planificación de un equipo que este año tiene nuevamente la exigencia de lograr plaza de Liga de Campeones y superar su papel en esta competición el año pasado, cuando fue eliminado en la fase de grupos.

Y es que el verano ha sido convulso para el sevillismo y ha tenido como final la continuidad del director deportivo, Ramón Rodríguez ‘Monchi’, quien amagó con irse; la marcha a París de Emery y la llegada al banquillo de Nervión de un nuevo técnico, una nueva filosofía y nuevos peones para ponerla en práctica.

El conjunto sevillista ha vivido estos últimos meses algo a lo que ya está acostumbrado, como la marcha de jugadores llegados a bajo precio y revalorizados en el Sánchez Pizjuán y que este año han sido el argentino Ever Banega, quien se marchó al Inter, y el polaco Grzgorz Krychowiac, quien acompañó a Emery en su aventura parisina.

Además de la salida al Espanyol del símbolo sevillista José Antonio Reyes, y al Schalke 04 alemán de Jorge Andújar ‘Coke’, hasta última hora se mantuvieron las incógnitas respecto al futuro del delantero francés Kevin Gameiro quien, tras el interés mostrado por el Barcelona y el Atlético de Madrid, recaló finalmente en el club de la ribera del Manzanares.

Para suplirlo, llegó el delantero francotunecino del Toulouse, Wissan Ben Yedder, el llamado a asumir la responsabilidad goleadora en el Sevilla de Sampaoli.

Para responder a la exigencia física y táctica del argentino, llegaron en primer lugar el japonés Hiroshi Kiyotake y el español Pablo Sarabia, tras quienes se sucedieron una cascada de futbolistas que le han dado una impronta netamente argentina al conjunto de Nervión.

La armada argentina la conforman Franco Vázquez, Gabriel Mercado, Joaquín Correa, Matías Kranevitter y Luciano Vietto; a ellos se ha unido también el brasileño Paulo Ganso; y, entre todos, tendrán que responder a las ausencias y a las exigencias tácticas y físicas de Sampaoli.

Pronto, desde los primeros partidos que el Sevilla jugó en Orlando (EEUU), se vio que el técnico argentino quería en su pizarra un juego marcadamente ofensivo, de presión arriba, mucho toque y una fuerte exigencia física y táctica.

El 3-4-3 definitorio del estilo Sampaoli se puso de largo oficialmente en la Supercopa de Europa y, pese a la dolorosa derrota por 3-2 ante el Real Madrid, el santafesino recalcó la importancia de ser valientes y creer en su idea de juego.

La siguiente prueba de fuego será la Supercopa de España ante el Barcelona, aunque el primer gran examen con tres puntos en juego será el pistoletazo de salida de la Liga el próximo 21 de agosto en el Sánchez Pizjuán ante una afición exigente y acostumbrada en los últimos años a sumar títulos.

Y lo hará ante un renovado Espanyol entrenado por Quique Sánchez Flores y con el que volverá a casa uno de los grandes emblemas del club en los últimos años y el que inauguró la estrategia de formar valores o comprarlos cuando son desconocidos para luego hacer caja y crecer: el utrerano José Antonio Reyes.

Síguenos por @800noticias