El regreso de Michelle Pfeiffer: “Nunca me retiraré por voluntad propia” | 800Noticias
800Noticias
Entretenimiento Cine

El Mundo

Fue una de las caras más conocidas del cine de los 80 y 90, pero decidió bajar el ritmo. A sus 59 años, la actriz pisa fuerte con la serie ‘The Wizard of Lies’, y películas como ‘Madre!’ y ‘Asesinato en el Orient Express’. Admite que durante este descanso le ha costado elegir sus trabajos, porque pensaba que ninguno merecía dejar a su familia. Ahora dice que disfruta “más que nunca” de la interpretación.

 La actriz ha entrado y salido del mundo del cine mientras criaba a sus hijos junto a su marido, el guionista y productor televisivo David E. Keely. Con los niños ya crecidos, ha vuelto al trabajo este año de manera brillante: interpretando a Ruth Madoff en ‘The Wizard of Lies’, de HBO, mano a mano con Robert De Niro en el papel de Bernie. En ‘Madre!’, el alegórico ‘thriller’ de Darren Aronofsky, se mete en la piel de una inquietante invitada junto a Jennifer Lawrence. Y en el ‘remake’ de ‘Asesinato en el Orient Express’, de Kenneth Branagh, interpreta a una viuda ‘sexy’.

Pfeiffer está sentada en un sofá en la suite de un hotel de Beverly Hills con las piernas cruzadas, descalza y con sus Birkenstock a poca distancia. Habla con una voz suave que solo se ve alterada con sus ocasionales carcajadas. Fuera de la pantalla, la intérprete es una auténtica manitas con cinturón de herramientas incluido. Así es como la educaron. “Mi padre era contratista”, relata, “me daba un martillo, una caja de clavos y un trozo de madera y yo me ponía a hacer lo que hiciera falta”. El año que viene, Michelle regresará al universo del cómic en ‘Ant-Man y la avispa’ tras su memorable ‘Catwoman’ en la película de 1992 ‘Batman Returns’. Y también volverá a cantar: suya es la voz de los créditos del filme de Branagh.

Donde no ha repetido es en la producción. Aunque en su día fue propietaria de una exitosa productora de cine, en estos momentos asegura estar satisfecha con la actuación. Y si bien nunca ha trabajado con Harvey Weinstein, espera que las acusaciones contra él propicien una transformación en Hollywood. “Algo tiene que cambiar”, afirma.

Síguenos por @800noticias